Columnas

Bolonia 2019: Boom! Las exposiciones chilenas llegan a la ciudad

Paulina Retamales Por Paulina Retamales

Llega el segundo día en la Feria del Libro de Bolonia y el stand de nuestro país es el centro de atención. Junto con una muestra de la ilustradora chilena Elena Poirier, se destaca la exhibición Panorama Latino –con 10 ilustradores nacionales–, y una muestra de 100 artistas internacionales con participación de tres chilenas. A...

Llega el segundo día en la Feria del Libro de Bolonia y el stand de nuestro país es el centro de atención. Junto con una muestra de la ilustradora chilena Elena Poirier, se destaca la exhibición Panorama Latino –con 10 ilustradores nacionales–, y una muestra de 100 artistas internacionales con participación de tres chilenas. A continuación, Paulina Retamales nos cuenta los pormenores de este hito de la ilustración nacional en el marco de este gran evento literario.

Muestra Panorama Latino. Créditos: Marco Foltran

Segundo día y el stand de Chile se roba las miradas de quienes visitan la Feria del Libro de Bolonia. De un blanco cordillerano y unos minimalistas 48 metros cuadrados de infraestructura, sus paredes contienen estanterías de libros y zona de reuniones para los editores y autores, preciosamente ilustradas por Paloma Valdivia y Daniel Blanco.

La ubicación del stand –frente a la gran librería donde se pueden encontrar los libros premiados y seleccionados por la feria y a la entrada del pabellón donde están las más reconocidas editoriales iberoamericanas y asiáticas–, no puede ser mejor. Quizás la localización más estratégica de los cinco años que Chile ha asistido a este encuentro. Una punta de nave que invita a conocer más sobre la producción nacional en libros infantiles y juveniles.

Las imágenes de Poirier son icónicas y marcaron una generación

Pero la exhibición de los chilenos y chilenas no acaba en el recinto ferial. Este año se extiende como nunca a tres puntos diferentes en el centro de la ciudad universitaria con una muestra de Elena Poirier, la ilustradora chilena que vivió y publicó por casi 50 años en Italia; la exhibición Panorama Latino que reúne los trabajos de 10 ilustradores nacionales y su visión sobre la infancia; y una tercera muestra que vincula textil, bordado, fotografía e ilustración de 100 artistas internacionales, en la que destacan los trabajos de Francisca Yáñez, Ángeles Vargas y Pati Aguilera.

Conversamos con Claudio Aguilera, jefe del Archivo de Láminas y Estampas de la Biblioteca Nacional, quien acompaña a la delegación en Bolonia y fue el encargado de curar la selección de las muestras de Poirier y Panorama Latino: “El tema principal de Panorama Latino fue la infancia y cómo estos artistas la ven y plasman en sus trabajos. Esa misma temática es transversal a la exhibición de Elena Poirier quien siempre trabajó vinculada a la infancia. Sus imágenes son icónicas y marcaron una generación que aprendía con los libros de la editorial Zig-Zag o leía la revista Peneca.”

“Me pareció pertinente utilizar ese foco ya que estamos en la mayor feria del libro infantil y juvenil. Del Panorama Latino salió una muestra muy diversa, la amplitud de miradas ya desde un Vicente Reinamontes, quien no suele trabajar este tema, pero si buscamos bien podemos dar con una mirada muy interesante de la infancia; el trabajo de Karina Letelier que tiene mucho de intimidad y de los mundos interiores de los niños; hasta Paloma Valdivia quien trabaja fantásticamente el vínculo afectivo entre madre e hijo. Y por otro lado, Catalina Bu y Matías Prado destacan por la expresividad de sus obras, ellos –quizás al igual que los niños– no están pensando qué van a decir sobre sus dibujos, sino que priorizan que el dibujo exprese una pulsión, buscan transmitir, sin prejuicios dejan fluir el dibujo.”

En total son 20 obras exhibidas en una galería de arte y espacio de talleres llamado Check Point Charly, a escasos minutos de la feria y que el día de la inauguración convocó a casi un centenar de personas.

Los 10 artistas que participaron de este proyecto: Caro Celis, Daniel Blanco Pantoja, Elisa Monsalve, Itza Maturana, Karina Letelier, Paloma Valdivia, Pato Mena, Valentina Silva, Catalina Bu, Matías Prado, Francisca Yáñez, Gabriela Lyon, Ignacio Ortega y Vicente Reinamontes, donaron los originales a la Biblioteca Nacional. Según Claudio Aguilera: “En un par de años podríamos hacer una muy buena exposición con estos originales donados. El año pasado los ilustradores que asistieron invitados por el Consejo del Libro a la Feria en Bolonia retribuyeron la subvención donando un original a la Biblioteca y es una tradición que se repetirá”.

En relación al trabajo expuesto en la exquisita Librería Modo Infoshops de la autora Elena Poirier, esta se preparó con los originales que ella donó al Museo Histórico en Chile y las otras obras que la misma Biblioteca ha ido adquiriendo en los últimos años, sobre todo los trabajos que publicó en la editorial Rapa Nui.

Y en el centro mismo de la ciudad amurallada, a pocos pasos de las míticas Dos Torres, la artista brasilera Flávia Bomfim y la gestora cultural italiana Mónica Monachesi organizaron una muestra en un hermoso atelier con 100 ilustradores internacionales entre las que están las chilenas Francisca Yáñez, Ángeles Vargas y Pati Aguilera. Los 100 autores fueron fotografiados en este mismo evento el año pasado y luego recibieron cada uno de ellos la foto en género crudo y blanco y negro, para que lo pudiesen intervenir con bordados de todos los colores posibles. El resultado final estará exhibido esta semana en Bolonia y luego viajará a otras ciudades italianas.

Créditos: Paulina Retamales

 

Compartir en: Facebook Twitter
Paulina Retamales

Periodista de la Universidad de Viña del Mar. Gran parte de su vida la vivió en España, en donde se graduó en las universidades Autónoma de Barcelona y Oberta de Catalunya. Encontró su pasión por los libros y el mundo de la edición, dirigiendo la FILSA de Santiago. Actualmente es directora de Vicens Vives Chile.

También te podría interesar