Crónicas de Santiago a Mil: Perdiendo la batalla del Ebr(i)o

A A

1442934636PERDIENDOLABATALLADELEBRIO21

Thomas Harris (Chile, 1956) ha definido su libro La batalla del ebr(i)o (Ajiaco) como una bitácora poética sobre el recorrido del alcohol por su vida. Desde las cantinas de Chiguayante, pasando por el Bar Cecil, en Concepción, hasta llegar al Bar Marbella, en Santiago. Cerveza, pipeño, vino, whisky, vodka, recorren las distintas etapas de su vida. El alcohol, es sabido, es responsable de momentos bajos, bajísimos; pero también, de cierta lucidez. Ambos están en este libro de Harris, que aunque tiene elementos autobiográficos, no debe considerarse una crónica fiel: “Ya se sabe, a los niños y a los borrachos y a los novelistas / borrachos / no hay que creerles”, leemos en su libro.

La obra de teatro Perdiendo la batalla del ebr(i)o, basada en este libro, está dirigida por Claudio Santana. Son 6 actores rodeados por el público en el espacio escénico. Ambos están muy cerca. Tanto como para que los asistentes puedan tomar vodka desde los vasos que les ofrecen los actores. Sólo hay luces; no hay escenografía, ni música, ni siquiera papeles definidos. Santana parece por momentos el cantinero de un bar donde los parroquianos hablan solos, discuten o se abrazan. En mitad de la obra comprendemos con algo de claridad el origen de la narración (en el libro, su parte en prosa): “A mediados de otoño de este año, después de un largo periodo de abstinencia de trece años, una tarde de un día nublado en el que ya comenzaba a amenazar la lluvia, recaí en la bebida”, dice uno de los actores.

ebriofinalHarris no está solo. Hay una tradición que reúne a las letras con el alcohol (o una tradición de escritores borrachos). Autores que son citados por Harris en su libro y son nombrados como compadres en la obra de teatro. Escritores como Charles Jackson, autor del libro Días sin huella, que  se convirtió en la película “The lost weekend”, en 1945, con ingeniosos trucos para esconder botellas; también Malcolm Lowry, autor de Bajo el volcán, novela que según cálculos de Vila-Matas nombra 73 bebidas distintas (sobre todo mezcal, ya que la historia transcurre en México). Junto a ellos hay autores de distintas épocas y lugares: Joseph Roth, Raymond Carver, Charles Baudelaire, Rihaku, Edgar Allan Poe.

Harris es capaz de describir con una perturbadora lucidez el descenso a los infierno del alcoholismo. La tortura de esperar hasta que abran las botillerías, la costumbre de beber mirándose frente al espejo de la barra, la tentación de beber un miércoles (mesura es una palabra reñida con el espíritu del alcohol): “Tres botellas de Absolut / me emboscan por la espalda y me apuntan / con sus Colt cal. 45 / y me obligan a cavar mi propia tumba”. La obra de teatro, por su parte, selecciona algunos poemas y los reproduce a su manera. En sólo una hora, la sensación es la de haber estado en un bar desde la noche hasta el amanecer.

1442934546PERDIENDOLABATALLADELEBRIO11

Perdiendo la batalla del Ebr(i)o

Temporada: del 18 al 20 de enero.
Dónde: Centro GAM.
Compañía: Performer Persona Projecto.
Dirección: Claudio Santana Bórquez.
Elenco: Freddy Araya, Felix Venegas, Juan Pablo Vásquez, Sebastián Zeballos, Braulio Verdejo, Claudio Santana
Obra basada en el libro de poemas de Thomas Harris, La batalla del Ebr(i)o.
Link para comprar entradas.

Autor: Pablo Espinosa (42 Entradas)

Licenciado en Filosofía de la Universidad Alberto Hurtado, magíster en Periodismo de la PUC y magíster en Literatura de la Universidad de Chile (c). Es uno de los fundadores del proyecto Ojo en Tinta: podcast, revista digital y programa de TV. En la actualidad, es editor del sitio Chile para Niños, del programa Memoria Chilena de la Biblioteca Nacional de Chile.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *