El libro de las mujeres

A A

En abril de este año en el Centro Cultural Gabriela Mistral se lanzó el libro #Lasniñaspueden, para conmemorar los 15 años de la Comunidad Mujer. Con la presencia de Esperanza Cueto, presidenta de esta organización, Carlos Peña, rector de la Universidad Diego Portales, y la ex presidenta Michelle Bachelet, la conversación giró en torno a las distintas formas de desigualdad que se viven hoy en día en nuestro país. Nuestra colaboradora, Milena Vodanovic fue editora general de este libro y nos cuenta por qué #Lasniñaspueden es un imprescindible para entender la situación de las mujeres en Chile.

#Lasniñaspueden, editado por Comunidad Mujer para celebrar sus 15 años y distribuido por Random House, es un libro imprescindible para entender la situación de las mujeres en el Chile de hoy. Más todavía: es un libro útil para abrir la cabeza respecto de la persistente inequidad de género, el sentido del feminismo en el siglo XXI y las jaulas todavía férreas de una cultura patriarcal que nos determina más de lo que quisiéramos, incluso a pesar nuestro.

Vale la pena leerlo ahora que algunos miran perplejos cómo las universitarias se toman sus facultades por asuntos que hasta hace nada estaban ausentes de la agenda social, o con cuánta vehemencia las actrices de nuestra alicaída industria televisiva se suman al #Metoo internacional. Es relevante leerlo ahora que las mujeres están sacando una voz que, por dormida o quizás domesticada, muchos creían inexistente.

La recomendación viene de cerca porque fui la editora general de sus 336 páginas. Le di la estructura y me imbuí en sus temáticas. Y quiero contar lo que para mí implicó ese viaje pues, espero, sea también el que emprenda cualquier lector atento.

Soy consejera de Comunidad Mujer, dirigí una revista de mujeres por más de ocho años y edité sus contenidos otros nueve. Los temas de género no me son ajenos. Sin embargo, no fue hasta sumergirme en los contenidos que recoge este volumen que no terminé de comprender hasta qué punto están instalados en nuestro espacio público el ninguneo, la discriminación y la marginación de las mujeres.

Bárbara Saavedra, perspicaz bióloga directora de la Sociedad de Ecología de Chile y de la Wildlife Conservation Society, entrevistada en #Lasniñaspueden, plantea: «No nos damos cuenta de que vivimos en una Matrix patriarcal. En nuestra sociedad pasa lo mismo que en esa película. Ahí la gente vive en un contexto que cree real pero resulta que es un constructo hecho por un ejército dominador y las personas, oprimidas e ignorantes de esto, le entregan la vida al sistema. Lo mismo ocurre con el tema de género».

Y eso es exactamente lo que acabó de ocurrirme: vi «la Matrix». No es que antes no la viera. Pero la relativizaba, la minimizaba. Pertenecí alguna vez al coro de mujeres profesionales que dicen «No soy feminista, pero…»; quise creer que «el machismo ya se bate en retirada» o «para qué vamos a hacer cuotas si para ganar nuestro espacio debemos competir de igual a igual». Y en alguna etapa me confundí con afirmaciones como «los padres no pueden hacer todo lo que hacen las madres». Pues bien. Ahora lo veo clarito. Son todos argumentos bobos para seguir dejando las cosas como están.

Vivimos en una matriz patriarcal y son siglos los que llevamos con los hombres tocando el pandero solos en la fiesta, convencidos de que el espacio público es su club de Toby. Según la historiadora Ana María Stuven, entrevistada en este libro, la culpa es de John Locke, que nos envió para la casa al plantear la dicotomía entre espacio público y espacio privado, otorgándole a los hombres el primero y a las mujeres el segundo.

Según Mary Beard –hay que leer su iluminador Mujeres y poder (Crítica, 2018)–, los responsables son los clásicos, pues ya en la antigua Grecia se estableció que «el relato» era de los hombres y que las mujeres no podían, no debían tomar parte en él. Más aún: debían ser excluidas. Por otro lado, un revelador estudio del Geena Davis Institute on Gender in Media demostró que si en una mesa de trabajo, sala de reuniones o directorio se instala a un 50 por ciento de hombres y un 50 por ciento de mujeres, ellos sienten que las mujeres están «sobrerrepresentadas». Tan acostumbrados están a ser mayoría siempre.

Esa es la Matrix en la que se ha desarrollado nuestra cultura, y este libro es una radiografía descarnada –con cifras, casos y datos– de cómo opera hoy en nuestro país. Es también un relato de los esfuerzos de mujeres pioneras por abrir puertas y allanar el camino y un registro del trabajo incansable de la organización que lo edita, Comunidad Mujer, para hacer visible esta problemática en sus más de diez años de creativa y perseverante existencia.

Los datos son duros: entre 144 naciones, estamos en el puesto 63 en igualdad de género, según el índice global del Foro Económico Mundial. Las voces, diversas: cuentan sus historias mujeres campesinas, obreras, pobladoras, empresarias, políticas, académicas. Las entrevistadas, potentes: Michelle Bachelet, Carla Cordua, Isabel Behncke, Carmen Romero, por nombrar algunas.

Organizado en torno al ciclo de vida de las mujeres (nacer, crecer, trabajar, liderar, envejecer), #Lasniñaspueden revela mediante cifras, casos y opiniones cómo a poco de nacer la Matrix va empujando a las mujeres al sitial secundón. Haciendo un resumen muy somero, la cosa es más o menos así: Desde la infancia operan en el ámbito educativo los estereotipos que van ahuyentando a las niñas del estudio de las ciencias y matemáticas, orientándolas con posterioridad a carreras que no serán las mejor pagadas. Al ingresar al mundo laboral, el impuesto a la maternidad instalado en un código del trabajo anacrónico, la desigualdad salarial y la dificultad de conciliar trabajo y cuidado de los hijos, por falta de una efectiva corresponsabilidad parental, jugarán en contra de la posibilidad de las mujeres de ascender y de conseguir buenas remuneraciones. Llegado el momento de liderar, encontrarán resistencias organizacionales, soledad y dificultad. Finalmente, al envejecer, con nuestro sistema de capitalización individual, la vida marcada por la ausencia de trabajo remunerado o una trayectoria laboral zigzagueante, un 70% de las pensionadas serán condenadas a jubilaciones por un monto inferior a la línea de pobreza.

Michelle Bachelet en el lanzamiento de #Lasniñaspueden. Créditos: Cooperativa.cl

 

Vivimos en una matriz patriarcal y son siglos los que llevamos con los hombres tocando el pandero solos en la fiesta.

Pero este libro no se limita solo a sacar las cuentas tristes. A partir de allí recoge las miradas de decenas de chilenas que levantan propuestas, plantean caminos y cuentan sus procesos en columnas, pequeños reportajes y entrevistas. Con un cuidado diseño a cargo de Agencia Felicidad, el libro incorpora fotografías históricas memorables e infografías que facilitan la comprensión de los datos duros, es un volumen que permite muchos niveles de lectura.

Su contribución es instalar la urgencia de atender estas inequidades e instar a cambiar la perspectiva. Es tan inconsciente y enquistada nuestra manera de entender los temas de género que en el mediático lanzamiento del libro, queriendo ser empático y comprensivo, Carlos Peña se refirió varias veces a la problemática de las mujeres como un problema de «minorías». A su turno, Michelle Bachelet le replicó que estaba en un error. Porque las mujeres no somos minoría en Chile. Ni siquiera somos la mitad de la población. Somos más. 370 mil más para ser exactos. Entonces, va siendo hora de que entendamos que #Lasniñaspueden.

Autor: Milena Vodanovic (13 Entradas)

Periodista y magíster en Gestión de Negocios. Trabajó en las revistas Solidaridad, Apsi y Paula, dirigiendo esta última por 8 años, entre 2007 y 2015. Es docente en el Magíster de Edición UDP y recientemente en la Escuela de Periodismo UAH. En el último tiempo se ha abierto a nuevas formas expresivas, como ceramista y dibujante. En 2016 publicó el libro La Vida a Mano, colorea, borda, estampa (Hueders). Foto: Alejandro Araya.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *