Encuesta: los editores chilenos frente al libro digital

A A

Como parte de nuestra campaña de abril, dedicada al libro digital, encuestamos a 5 editores chilenos para conocer su postura frente a los libros digitales. La mayoría coincide en tener todo su catálogo disponible en papel y paralelamente en formato electrónico; aunque es una editorial infantil, Amanuta, la que más fuertemente apuesta por este formato.


kindle

Mes del libro digital: Desdibujando fronteras

ana

¿Lees libros Digitales?

Con Amanuta ya hemos creado tres aplicaciones digitales para app store y google play

Sí, leo libros digitales. Tengo un Kindle y llevo ya como tres años usándolo. Principalmente leo novelas en inglés, novedades, libros que todavía no están traducidos al español o que si están, son bastante caros. Leo en digital porque es más económico y es muy rápido; si alguien me recomienda o leo una recomendación, puedo descargarme inmediatamente el libro. Además, tengo un kindle que tiene luz, lo que me permite leer en la noche sin despertar a nadie.

Especialmente para las vacaciones o si viajo me gusta llevar mi kindle, ya que no ocupa espacio y puedo leer todos los libros que quiera. O cuando tengo que esperar en alguna parte, me cabe en la cartera.

También me inscribí en la biblioteca pública de la Dibam, y estoy empezando a leer en mi celular.

Pero también trato de combinar con libros en papel, para que en mi casa sigan habiendo novedades y puedan leerlos el resto de mi familia.

¿Qué crees que motivaría a más personas a acercarse a los libros digitales?

Yo creo que es bueno intentarlo. Probar. Y pensar que no porque uno lea en digital va a dejar el papel. Se pueden combinar las dos cosas y aprovechar los beneficios de cada formato. Hay libros que uno no quiere tener en su casa, entonces puedes leerlos en digital. Es más económico y rápido.

¿Has incursionado en tu catálogo en los e-books?

Amanuta está incursionando en varios formatos. Por una parte ya hemos creado tres aplicaciones digitales para app store y google play. Dos de ellas están recién en estas plataformas, así que todavía no tenemos resultados. La primera, Caperucita Roja, ha tenido muy buena aceptación. Esperamos que ahora con tres aplicaciones podamos hacer promoción y tener más feedbacks. También estamos comenzando a subir nuestro catálogo a amazon y apple, en formatos epubs. Tampoco tenemos resultados porque es algo que está en proceso. Por último, en la biblioteca pública de la Dibam también se pueden encontrar varios de nuestros títulos y algunos se han prestado bastantes veces.

galo

 

 ¿Lees libros Digitales?

Sí, leo, principalmente como alternativa a los libros en papel cuando tengo que realizar viajes, es mucho más fácil de leer en un aeropuerto, bus, avión, y además libera peso y espacio en la maleta. Uso un dispositivo Kobo de la Fnac, y soporta formato Epub. Leo sobre todo novela y cuento.

Es muy difícil que un no lector se convierta en lector digital

¿Qué crees que motivaría a más personas a acercarse a ellos?

Creo que la motivación primero debe ser leer, lisa y llanamente. Es muy difícil que un no lector se convierta en lector digital, sobre todo considerando la gran cantidad de aplicaciones y juegos que existen hoy, capaces de competir y ganar ante algo tan sencillo como un conjunto de letras y palabras. Pareciera ser que el libro electrónico avanza más a ser un sucedáneo de libro en papel que un relevo, por lo tanto es mucho mejor fomentar la lectura desde la infancia y crear lectores -a secas-, para que luego esa necesidad de leer pueda ser satisfecha gracias al libro digital.

¿Has incursionado en tu catálogo en los e-books o planeas incursionar en ellos?

No

andrea 2

¿Lees libros Digitales?

Sí, leo en un Kindle Paperwhite, en un Kindle Fire, que es una tablet, y en el teléfono, con aplicaciones como Ibooks, Kindle y Adobe. Leo ficción, ensayos, historia y algunos originales por trabajo.

Más nos vale que nos empiecen a gustar los libros digitales, porque son ellos y no los impresos los que pueden llegar al rincón más aislado

Las razones son diversas pero todas funcionales. En aviones y buses, para cuando apagan la luz. En vacaciones, para evitarme los kilos y kilos de libros que antes requerían una mochila especial; ahora solo llevo un par en papel y dos e-readers bien cargados para toda la familia.

También compro o pido prestados libros digitales cuando el formato impreso del título que quiero no ha llegado o no llegará a Chile. Y a veces leo libros en el teléfono cuando tengo que esperar en algún sitio o no tengo espacio… En síntesis: comodidad física, única opción e instantaneidad.

 ¿Qué crees que motivaría a más personas a acercarse a ellos?

La lógica indicaría que el precio, porque son muy baratos y la gente se excusa de no leer opinando que los libros son caros. Pero esa lógica funcionaría solo si la gente dice la verdad, cosa que no creo (lo dejo para otro día porque es otro tema), y en todo caso hay muchas bibliotecas de libros digitales gratuitas y mucho préstamo entre amigos.

Una gran motivación entre los adultos mayores y personas con problemas a la vista es poder regular el tamaño de la letra y que el aparato «memorice» por ellos ubicaciones de lectura, por ejemplo. Entre las personas que los usan para estudiar, tienen la ventaja de tener diccionarios y otras herramientas incorporadas.

Para los ansiosos que no saben esperar, poder comprar el tomo de su saga que acaba de salir y empezar a leerlo enseguida. Y luego las razones de comodidad física que mencioné arriba.

Pero lejos la razón más importante es otra: en países como el nuestro, con distancias enormes y obstáculos naturales que dificultan y encarecen el tráfico comercial y el correo, más una gran centralización, escasa cultura literaria y diversas barreras a la difusión del pensamiento, los libros digitales son la mejor herramienta que se haya inventado para la democratización de la información y la cultura. Hay que renunciar a la idea de que este calcetín gigantesco que es Chile estaría mejor con muchas librerías de Arica a Magallanes. Eso ya no sucedió, y más nos vale que nos empiecen a gustar los libros digitales, porque son ellos y no los impresos los que pueden llegar al rincón más aislado, ser fácilmente compartidos, costar poco y quizás revolucionar mucho.

¿Has incursionado en tu catálogo en los e-books?

Sí, estamos haciendo libros digitales de todos los libros de nuestro catálogo para los que teníamos derechos y que además son de texto corrido, es decir novelas, crónicas, cuentos. Estamos dejando para más adelante los libros de textos fragmentados que tienen un diseño muy sofisticado y una puesta en página especial, como Citas de cine y Viñamarinos: creo que lo que se pierde ahí es sustancial y no vale la pena.

No se venden demasiado bien, pero eso ya lo sabíamos antes de hacerlos. Los entendemos con otra lógica, que sí nos tiene muy contentos porque se logran objetivos que también consideramos importantes, y a largo plazo, quizás, rentables: dar posibilidad de acceso a lectores en el extranjero, ofrecer una opción más barata que el impreso, tenerlos como repositorio en caso de quiebre de stock, usarlos para marketing, favorecer las posibilidades de los autores de acceder a agentes y editores internacionales, y llegar a regiones, que es siempre tan difícil.

paolo

¿Lees libros Digitales?

Sí. Leo en mi teléfono y en un iPad. Leo libros digitales porque es la única manera para acceder a catálogos de otros países y conocer otras líneas editoriales. Leo novelas, cuentos, poesía, ensayo de fotografía y comics.

El verdadero tesoro de los e-books es la posibilidad de estudiar la tipología del lector

¿Qué crees que motivaría a más personas a acercarse a ellos?

No pienso que haya que motivar a acercarse a los e-books. Hay que motivar a que se termine la aburrida diatriba entre el  e-book y el libro de papel. Para mí un libro es un libro. Leo indistintamente en los dos soportes. Motivar a lectura, sí. Después que cada uno elija cómo leer.

¿Has incursionado en tu catálogo en los e-books?

En Edicola todos los libros están en papel y también en e-book, desde el comienzo de la editorial. Ahora, lo de promocionar y difundir en e-book es otro tipo de trabajo, diferente a como se hace para el papel, y además de los ingresos extra, que son pequeños pero constantes, el verdadero tesoro es la posibilidad de estudiar la tipología del lector, su proveniencia, el tiempo de estadía en la página, el número de las visualizaciones del título; todos datos preciosos para la editorial y sobre todo, referencia importante para distribuidores de otros países al momento de decidir importar o comprar títulos de una editorial extranjera. Estos datos pueden ser usados también para abrir una colección solo en digital, estudiar cómo le va a los títulos y luego pasarlos al papel.

andrea

 ¿Lees libros Digitales?

Leo muy pocos libros digitales y si lo hago se trata de libros de consulta que no me importa no tener disponibles siempre. Creo que no los leo porque soy de una generación que crecimos con papel impreso, y amo los libros no solo por contenido sino también por su materialidad. Lo digital es inestable, cambias el computador, el lector y sueles perder todo, como las fotografías. Además, por mi trabajo tengo mucho libro impreso a mano. Sin embargo, tengo el objetivo de incorporarlo como hábito a la brevedad.

Es interesante notar que como tendencia general la venta de libros digitales está detenida hace ya un par de años

 ¿Qué crees que motivaría a más personas a acercarse a ellos?

Hay dos aspectos que me parecen muy importantes para motivar a la gente a acercarse. Son más económicos y tienes acceso a muchísimos libros de todas partes del mundo.

 ¿Has incursionado en tu catálogo en los e-books?

Todo nuestro catálogo está en e-book y disponible en las principales plataformas. Sin duda, no se puede estar ajenos a este nuevo soporte y, de hecho es un área cada vez más desarrollado con los últimos avances por nuestra empresa. No obstante es interesante notar que como tendencia general en los países como EE.UU. es que la venta de libros digitales está detenida hace ya un par de años. No así los libros impresos, ya sea vendidos a través de librerías físicas o digitales.

 

 

 

 

 

 

Un comentario para “Encuesta: los editores chilenos frente al libro digital

  1. Seré breve en mi comentario.
    Respetando todas las opiniones,pero el libro para mí, es algo tan sagrado que me gustan en papel.Puede ser una mirada arcaica o nostálgica de mi parte.

    Es así que me tengo la sana disciplina de todos los días; revisar mis libros, ‘acariciarlo,tomarle el ”aroma’ y (dentro de mi humilde biblioteca), debe ser cuidado y tratado como – ”una mujer’- y más aún si: es un libro ‘usado’, (aunque esté ajado)porque tiene el encanto de saber que quizás cuántos felices lectores los leyeron.

    Es así que, tengo libros de una data del año ‘1946 de Georg Brandes’ (danés) Libro :Las grandes corrientes de la Literatura Siglo XIX ‘Editorial Americalee’ (con dos e) Buenos Aires.
    Lo ”mágico’ de este libro (ajado) es su ‘tapa’ que viene cubierta con un género azul.
    Me despido de todos mis [email protected]
    Cordialmente Fernando Rubilar
    http://twitter.com/FernandoRubilar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *