Los editores independientes responden

A A

El jueves 17 de octubre comienza la feria de editoriales independientes, Primavera del Libro. Preparándonos para el evento, interrogamos a 5 sellos nacionales. Quisimos saber qué está detrás la multiplicación de estos sellos, además de conocer sus motivaciones y dificultades. Los encuestados: Cuneta, Sangría, Quilombo, Cuadro de Tiza y Hueders.


¿Por qué decidieron formar una editorial?
Para publicar libros que no se conseguían en Chile, de autores extranjeros y principalmente de autores nacionales que no habían sido reeditados por no ser rentable para las editoriales en funcionamiento, o bien porque géneros como la poesía estaban muy dejados de lado.

¿Cómo definen su catálogo?
Elegimos los títulos de acuerdo a los textos que aparecen y que nos gustan
o sentimos necesario de acuerdo al contexto.

¿Cómo explican el auge de editoriales independientes?
Se explica por muchas razones: 1, porque las condiciones están dadas (facilidad de impresión, tecnologías, etc.); 2, porque las editoriales independientes cuidan mucho sus catálogos, en la mayoría de los casos; 3, porque representa una nueva oportunidad para autores emergentes; 4, porque permiten acceder a libros legendarios pero que no circulaban; 5, porque no se disparan los precios, a diferencia de las editoriales industriales.

¿Qué es lo más difícil de ser editor en Chile?
Vender libros.

¿Qué libro les hubiera gustado publicar? Y por el contrario, ¿qué libro jamás publicarían?

Me hubiese gustado publicar Zama de Antonio di Benedetto, y Los pichiciegos de Fogwill… que estuvimos a punto… y ¡Harry Potter! Por supuesto. Jamás publicaría a Paulo Coelho.

Ficha de Editorial Cuneta:

Año de inicio: 2009
Títulos publicados: 30
Integrantes: Galo Ghigliotto, Ian Campbell, Gerardo Valle, Thomas Rothe. Arturo Aguilera (1984-2012) fue, junto a Ghigliotto, fundador de la editorial.
Colección: Narrativa y poesía
Sitio web: www.editorialcuneta.com

¿Por qué decidieron formar una editorial?
Decidimos que había muchos libros que nos gustaría leer o ver circulando, pero que estaban descatalogados o liquidados por las editoriales corporativas. Como escribimos crítica literaria también nos llegaba mucha narrativa basurienta de esas mismas casas editoras que acaparan los medios y la consciencia literaria de Chile.

¿Cómo definen su catálogo?
Por convicción de política cultural no cobramos por publicar y publicamos sólo literatura chilena, excepto en nuestra colección “Legibilities”, que es de traducciones bilingües. Tenemos una política de autor -es decir que en lo posible nos interesa publicar y mantener una relación editorial a largo plazo con la obra completa de una o un autor- y una política editorial de definir con claridad colecciones, constelaciones, puzzles para los lectores.

¿Cómo explican el auge de editoriales independientes?
Se debe a la implosión del proyecto nacional chileno y al auge, como alternativa, de la idea de comunidad local, colectivo y grupo social definido y solidario. Chile hoy debe ser pensado como una complejidad de identidades colectivas minoritarias en conflicto con una identidad republicana abusiva, injusta y homogenizadora. Los grupos literarios, culturales, arman colectivos del tipo editorial o productora como la única manera de que sus escrituras únicas puedan ser concretadas y puestas en circulación.

¿Qué es lo más difícil de ser editor en Chile?
Lo más difícil es que haya un monopolio de los medios, donde se confabulan las universidades privadas, los gobiernos y las editoriales transnacionales; sus jerarcas se juntan en la playa a celebrar, pololean entre ellos y casan sus capitales.

¿Qué libro les hubiera gustado publicar? Y por el contrario, ¿qué libro jamás publicarían?
Nos hubiera gustado editar el primer libro de la Comunidad de Historia mapuche Ta iñ fijke xipa rakizuameluwün. Historia, colonialismo y resistencia desde el país Mapuche. También la edición chilena de El capital de Karl Marx (Lom). Jamás haremos un libro que en tono periodístico reescriba sin reconocimiento autoral la tesis académica de un estudiante de Historia, nunca publicaremos un libro sólo porque el autor tiene un nombre famoso.

Ficha de Sangría Editora:

Año de inicio: 2007
Títulos publicados: 33.
Integrantes: Mónica Ríos, Carlos Labbé, Joaquín Cociña, Martín Centeno y Pilar García.
Colección: Narrativa, dramaturgia, guión cinematográfico, ensayo y crónica.
Sitio web: www.sangriaeditora.com

¿Por qué decidieron formar una editorial?
La decisión de formar una editorial fue algo muy personal; estaba cesante, aburrida de trabajar en cosas que no me gustaban y quería hacerlo en algo que me diera sentido, que me hiciera feliz. Así nació Quilombo, luego encontré gente que creyó en la idea inicial y así empezamos a crecer.

¿Cómo definen su catálogo?
Nuestro pequeño catálogo en transformación lo podríamos definir como: “Todas las temáticas se pueden ilustrar”. Pero es difícil esa definición, tal vez podríamos hablar de dos líneas muy marcadas, lo patrimonial ilustrado y lo visual.

¿Cómo explican el auge de editoriales independientes?

Creo que tiene que ver con dejar el miedo atrás, con la idea de que la autogestión es un gran camino para desarrollar aquello que ves que no existe y además tienes la convicción de que puedes aportar, que tu mirada puede ser interesante, que tienes algo que decir.

¿Qué es lo más difícil de ser editor en Chile?
No siento que sea difícil ser editor en Chile, más bien siento que es difícil hacer libros en Chile, que es otra cosa.

¿Qué libro les hubiera gustado publicar? Y por el contrario, ¿qué libro jamás publicarían?

¡Que pregunta más difícil! Muchísimos libros me hubiese encantado publicar, siempre pensando en libros ilustrados, claro. ¡Me hubiese gustado publicar todos los pop-up que existen en el mundo! Como también El pato y la muerte y el Animalario Universal, por mencionar algunos. Y un libro que jamás publicaría sería un libro que no me emocionara hacer.

Ficha de la Quilombo Ediciones:

Año de inicio: 2008
Títulos publicados: 10
Integrantes: Camila Rojas C., Guillermo Carabantes, Magdalena Contardo, Ángeles Vargas, Isidora Campano y Claudio Aguilera.
Colección: Libros ilustrados.
Sitio web: www.quilomboediciones.cl

¿Por qué decidieron formar una editorial?
Tuvo que ver básicamente con la sobrepoblación de editores hombres en la ferias de editoriales independientes. Y nosotras, que éramos tres mujeres interesadas en la escritura –Alexia Caratazos, Luz M. Astudillo y Julieta Marchant–, nos preguntamos “¿por qué no?”. La intención tenía que ver con armar una propuesta de catálogo que se vinculara a cierta sensibilidad e inteligencia que, al menos a nosotras en ese minuto, nos parecía algo ausente en las editoriales chilenas pequeñas. Tratando de darle forma a la editorial, y considerando nuestras posibilidades, decidimos montar una editorial, pero de plaquettes.

¿Cómo definen su catálogo?
Nos interesa, básicamente, la relación entre poesía y pensamiento. Es decir, tratamos de elegir obras y autores que trabajen desde la sospecha y tal vez desde un cierto grado de opacidad en la relación con el lenguaje. Nuestra idea siempre fue publicar poesía que tensionara, que conmoviera y que también abriera el universo múltiple de la lectura.

¿Cómo explican el auge de editoriales independientes?
Por un lado, afecta la accesibilidad que se tiene a los materiales necesarios para armar un libro, asunto que hace diez o quince años no era igual. Por otro, hay un número impresionante de gente que escribe en Chile. Como un tercer punto, pensaríamos también que “lo independiente” no tiene que ver necesariamente con modas o tendencias, sino con una urgencia cultural de hacerle lugar a textos y escrituras que no operan al interior de las lógicas del mercado.

¿Qué es lo más difícil de ser editor en Chile?
Depende mucho de las pretensiones del editor en cuestión. En nuestro caso, lo difícil es hacerse el tiempo para sentarse, empezar a ver qué queremos publicar, quiénes están escribiendo y qué, etc. Si tuviéramos pretensiones de vivir de Cuadro de Tiza,  creo que la editorial –al menos del modo en que opera ahora– no existiría, pues lo económico nunca fue ni ha sido un objetivo y me atrevería a decir que ni siquiera un deseo.

¿Qué libro les gustaría publicar? Y por el contrario, ¿qué libro jamás publicarían?

Nos gustaría mucho publicar algo de Alejandra Pizarnik. A todos los que hemos pasado por la editorial nos conmueve profundamente su poesía y su modo de pensar lo poético. Tal vez nunca publicaríamos un libro de poesía repleto de ocurrencias. De esos que leídos en un festival de poesía o en un recital causan risa como si el Che Copete estuviera en escena.

Ficha de Cuadro de Tiza Ediciones:

Año de inicio: 2010
Títulos publicados: 19
Integrantes: Víctor Ibarra, Nicolás Labarca y Julieta Marchant
Colección: Poesía
Sitio web: cuadrodetizaediciones.wordpress.com

¿Por qué decidieron formar una editorial?
Porque nos gustan los libros buenos y bonitos.

¿Cómo definen su catálogo?
Abierto a libros que crucen los géneros y a los clásicos perdidos.

¿Cómo explican el auge de editoriales independientes?
Porque editan con más libertad y sin pensar tanto en el factor económico.

¿Qué es lo más difícil de ser editor en Chile?
Los pocos lectores.

¿Qué libro les hubiera gustado publicar? Y por el contrario, ¿qué libro jamás publicarían?
La Miscelánea original de Schott, de Ben Schott. Jamás publicaríamos malos recetarios de cocina.

Ficha de Hueders:

Año de inicio: 2009
Títulos publicados: 20
Integrantes: Rafael López, Alvaro Matus, Cristóbal Carrasco, Sebastián Olivero, Marcela Fuentealba, Inés Picchetti y Sandra Gaete.
Colección: Ensayo, crónica, narrativa, libros infantiles.
Sitio web: www.hueders.cl

Un comentario para “Los editores independientes responden

  1. Saludos cordiales.
    Vivo en Temuco. Desde hace años tengo varias obras escritas que ahora
    quisiera publicar , pero para ello, naturalmente, necesito
    financiamiento.
    Estoy sondeando la posibilidad de que ustedes quieran publicarme.
    FS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *