El libro que hace clap

El libro que hace clap Ampliar imagen
Autor: Madalena Matoso Año: 2016 Editorial: Fulgencio Pimentel e hijos Reseña de: David Agurto

Un día se me ocurrió hacer una lectura de cuentos con beatbox. Solo quedó en la idea, ya que, no supe qué libro leer ni que sonidos hacer. La verdad es que para muchos soy un experto en hiphop, pero no es así. Cuando hago beatbox solo logro replicar pocos sonidos de una batería, para ser sincero, los sones del bombo y de la caja. Pero me sale bien, al menos. En una ocasión, en una actividad de una guaguateca, leímos Los pollitos dicen (Ekaré, 2008) de Gerald Espinoza, una entretenida adaptación de la reconocida canción infantil.  Hacer rap no es tan difícil. Y eso fue lo que hicimos. Mis amigas hicieron una lectura rapeada del texto, y yo acompañé en la base musical haciendo beatbox. Niños y niñas disfrutaron, pero yo no quedé muy contento con el resultado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fuente: www.fulgenciopimentel.com

Madalena Matoso, una de las ilustradoras portuguesas más relevantes de la actualidad y fundadora de Planeta Tangerina, editorial referente en ilustración, sin saberlo, me ayudó en la problemática que me aquejaba. El libro que hace clap (2016), publicado en español por Fulgencio Pimentel e hijos, es un libro completamente musical. El texto es un rescate de la onomatopeya. Sonidos que van y vienen como un juego. Platillos, golpes en la puerta, besos, respiración, risas y un acordeón. Son solo algunos. La lectura implica hacer música. El que no sepa de música no importa, el libro por sí mismo entrega el ritmo. UF UF MUAC MUAC POM POM Bzzzz… El libro que hace clap es como hacer un beatbox. HO HO FLAP FLAP TIN TIN CLAP… Música.

Madalena quien nació en la hermosa ciudad de Lisboa propone diversas aristas de lectura. No solo la musical. El libro que hace clap es didáctico. Enseña los números del 1 al 15. En cada página aumenta la cantidad de repeticiones de los sonidos. Plas. Muac muac. Toc Toc Toc. Enseña los significados de las mismas onomatopeyas. Uf, la respiración del atleta; flap flap flap, el vuelo de la mariposa. Es además un libro juego. No se lee como cualquier libro, en la forma clásica occidental. El libro que hace clap se gira, se abre, se cierra, se acuesta, hace deporte, vuela.

Fuente: www.planetatangerina.com

Fuente: www.planetatangerina.com

La sencillez estética de El libro que hace clap provoca que lo puedan disfrutar tanto lectores niños como adultos. Permite jugar entre amigos, leer en familia, realizar animaciones lectoras a grandes grupos, leer de manera individual, o ser el centro de una lectura en primera infancia. La propuesta es simple: fondo blanco, ilustraciones concretas y de grandes bloques, una paleta de cinco colores. Muy similar al trabajo de su contemporánea y coterránea Catarina Sobral, Achimpa (2015) y Mi abuelo (2016) ambos publicados en español por Limonero y destacados por Troquel.

 El libro que hace clap es un libro imprescindible.