Lamia

Ampliar imagen
Autor: Rayco Año: 2016 Editorial: Astiberri Reseña de: David Agurto

Lamia es parte de la mitología clásica. Una hermosa mujer es castigada por Hera, esposa de Zeus, ya que este habría quedado encantado ante tal belleza. El castigo –como cualquier otro en la mitología griega- está lleno de brutalidad. La diosa mata a todos los hijos de Lamia frente a ella, disfrutando su dolor. Finalmente, Lamia se convierte en un monstruo: mitad mujer, mitad animal. A veces descrita como una serpiente, fue condenada a mantener los ojos abiertos por siempre recordando el asesinato de su descendencia. Para muchos es conocida como una de las primeras vampiras, capaz de enamorar a cualquier hombre y alimentándose de la sangre de niños y de su odio a otras mujeres, que sí lograron ser madres.

Pero eso es el mito. Lamia (Astiberri, 2016) es la segunda novela gráfica de Rayco Pulido Rodríguez publicada en esta casa editorial, luego de Nela (2013), adaptación gráfica de Marianela, de Benito Pérez Galdós. Rayco es un conocido dibujante y guionista de cómics español, con una trayectoria en el oficio de alrededor de quince años, que destaca por su narrativa cargada de emocionalidad. Esto se aprecia en Lamia, un relato cercano a la novela negra, donde se muestra a Laia, una joven mujer que aparentemente vive llena de felicidad. Casada, en espera de su primera guagua, con un excelente trabajo, respondiendo cartas de un exitoso programa sentimental de radio. Ese es el disfraz.

1474906794128

La ciudad de Barcelona a comienzos de los años 40 vive con temor debido a una ola criminal: un asesino en serie matando hombres. Laia acude a Mauricio Herr Doktor, un investigador privado que resuelve casos mediante la hipnosis para que averigüe donde se ha metido su desaparecido esposo. Pero Laia esconde mucho. Su espíritu es tan oscuro como la tinta que utiliza Rayco, único tono en esta novela, para crear los ambientes llenos de frialdad y crueldad. La cosa es simple. Antes de buscar al marido extraviado, Laia se da una ducha y se deshace del cojín que aparenta su embarazo. No hay embarazo, no hay esposo. Laia es la asesina. Tal vez el lector dirá que esta reseña es un spoiler del libro, pero no. Si Lamia se enmarca dentro de la novela negra, en esta por lo general, se sabe quién es el victimario. Lo que interesa saber cómo y por qué.

Laia es un monstruo pero también un héroe. No asesina a cualquiera, sino a todos esposos poco dedicados a sus esposas, en una sociedad marcadamente machista, donde mucho de los hombres esconden su verdadera sexualidad. Es de por sí una vengadora. Una justiciera. Mantiene su mirada en la maternidad. Al igual que Lamia mantiene un dolor en su interior que se alimenta del sufrimiento del otro. En una ciudad temerosa por un asesino que anda suelto, es fácil empatizar con Laia, e incluso seguirla en su viaje.