Santiago en tres libros

A A

¿Cómo era Santiago antes de la Conquista española? ¿Cómo ha cambiado la ciudad desde su fundación hace casi 500 años? En este breve artículo conocemos parte de la historia de Santiago y 3 libros que nos ayudarán a recorrer la ciudad desde una nueva perspectiva.

"La fundación de Santiago", pintura de Pedro Lira

 

El 12 de febrero de 1541, Pedro de Valdivia fundó la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo en honor al apóstol Santiago, patrono de España, y en homenaje a Extremadura, tierra desde donde provenía. Tras una larga travesía que comenzó en Cuzco, después de atravesar el desierto de Atacama y los valles transversales, Valdivia arribó con su hueste de alrededor de 110 hombres, además de indígenas yanaconas, y se asentó a mediados de diciembre en el valle del Río Mapocho, donde dedicó sus esfuerzos a parlamentar con los caciques locales.

El porqué del asentamiento en Santiago que daría paso a las expediciones y el reconocimiento y exploración de nuevos territorios, respondió en primer lugar al gran número de indígenas en la zona, que demostraba la calidad agrícola de las tierras; y en segundo lugar a su ubicación estratégica, ya que rodeado de dos brazos del río y con un monte que servía de punto de vigilancia como el Cerro Huelén (propiedad del cacique Huelén Huala), permitía servir de centinela para observar los avances tanto de los indígenas por el sur como los presuntos ataques españoles desde el norte. Valdivia temía a los españoles ya que, en su afán de búsqueda de fama y riquezas, pensaba que había un creciente interés por estas desconocidas tierras.

"Lámina del siglo XVI que representa el Santiago Colonial

Plano colonial de Santiago

Estudios actuales han demostrado que Pedro de Valdivia no fundó una ciudad, sino que, tal como sucedió en varios lugares de América, la ciudad se asentó sobre lo que ya era un importante centro indígena; en este caso, parte del Imperio Inca. A la llegada de Valdivia, Santiago tenía una infraestructura desarrollada con tambos, caminos y centros ceremoniales. Investigadores del Museo Nacional de Historia Natural han descubierto estos vestigios en los cursos medios de los ríos Mapocho y Maipo concluyendo que existieron importantes líderes políticos y religiosos junto a un avanzado sistema de regadío, canales, acequias y chacras. Sin duda, Santiago es una ciudad que aún estamos descubriendo.

Tres libros para conocer y recorrer Santiago

Todo Santiago. Crónicas de la ciudad, de Roberto Merino (Editorial Hueders). Incluye crónicas que Roberto Merino publicó en Santiago de memoria (1997) y Horas perdidas en las calles de Santiago (2000), agregando textos escritos con posterioridad. Con el talento y pluma de Merino, recorremos las calles de Santiago, sus historias y sus personajes.

Santiago de Chile. Historia de una sociedad urbana, de Armando de Ramón (Editorial Catalonia). El historiador Armando de Ramón narra con fluidez desde los primeros asentamientos indígenas en el valle del Mapocho hasta los acontecimientos de fines del siglo pasado. Su escritura transita por el devenir histórico, referenciando siempre el espacio físico y sus transformaciones, como la vida social allí desarrollada. Un libro para acercarnos no sólo a la historia de Santiago, sino a la historia de Chile.

Memorial de Santiago, de Alfonso Calderón (RIL Editores). Premio Nacional de Literatura 1998, Calderón retrata las transformaciones de la ciudad a través de hitos reconvertidos en los capítulos del libro: el Parque Forestal, el Teatro Municipal o el Cerro San Cristóbal. Además de sabrosas anécdotas sobre la historia, las costumbres o personajes de la ciudad.

 

Autor: Fernando Mora (3 Entradas)

Licenciado en Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Actualmente, recorre distintos países latinoamericanos en busca de buenas prácticas de mediación lectora.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *