The Original Art: de la editorial a la galería

A A

Cada año, durante los meses de noviembre y diciembre, el Museo Americano de Ilustración realiza “The Original Art”, una exposición con los libros infantiles ilustrados más destacados del año. Las mejores obras publicadas en Estados Unidos son seleccionadas por un jurado especializado, que en esta versión cuenta con Patti Ann Harris, Directora Ejecutiva de Arte en Scholastic, una de las más grandes editoriales de literatura infantil en Estados Unidos, y el ilustrador y autor Oliver Jeffers.

Ilustración interior de Pool, de JiHyeon Lee (Chronicle Books).

Ilustración interior de Pool, de JiHyeon Lee (Chronicle Books).

Este año se cumplen 35 años desde la primera versión de The Original Art, la que comenzó como una forma de exponer el arte de la ilustración infantil al público en galerías, cuando la ilustración aún no se consideraba arte en si misma, y su acceso era muy limitado. En 1990, la exposición comenzó a realizarse en el Museum of American Illustration y sede de la Sociedad de Ilustradores Americanos, una casa de cuatro pisos en Uper East Side, cerca de Central Park, y ha seguido así hasta el día de hoy, donde durante dos meses al año, la exposición se toma la planta baja y el primer piso de la casa de 1875 remodelada especialmente para este tipo de actividades.

Las 151 obras que forman parte de la exposición, y que corresponden a cerca de un 25% del total de obras evaluadas, representan una amplia variedad de estilos y técnicas utilizadas en la ilustración de libros infantiles. La evaluación de las obras considera sólo las ilustraciones –no se leen los textos-, y se centra en elementos como técnica, expresividad y capacidad de las ilustraciones de contar una historia.

Abre la exposición Pool, la obra ganadora de la medalla de Oro, JiHyeon Lee, una joven ilustradora surcoreana, quien a través de un trazo fino y mediante el uso de líneas y colores suaves en pastel y lápices, relata la historia de dos niños que encuentran un mundo maravilloso en las profundidades de una piscina llena de gente. La historia –solo con imágenes mientras estos niños contienen la respiración-, pareciera fluir al ritmo del agua y de las criaturas que aparecen, generando una sensación de paz y de silencio, como si nosotros, los lectores, estuviéramos sumergidos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sin embargo, los detalles y la dedicación de este trabajo no se aprecian realmente hasta que se ve de cerca una de las ilustraciones originales, en donde se puede observar la delicadeza de sus trazos, cada pequeña línea junto a otra haciendo en su conjunto ilustraciones profundas y conmovedoras que, como explica la propia autora, no espera que entreguen un mensaje específico, sino que permitan a sus lectores reflexionar sobre las escenas que ella presenta, y disfrutar de la atmósfera general del libro.

Otros dos artistas fueron premiados con medallas de plata: Ekua Holmes, por Voice of Freedom: Fannie Lou Hamer, Spirit of the Civil Rights Movement (Texto de Carole Boston Wheatherford y editado por Candlewick Press), quien a través de un trabajo de collage en colores tierra retrata la vida de una mujer afroamericana, que luchó por los derechos de su pueblo, y Anton Van Hertbruggen por The Dog That Nino Didn’t Have (texto de Edward van de Vendel y edición de Wm. B. Eerdmans Publishing Co), quien mediante el uso de luces y sombras, colores y trazos que explotan en la página, pone en imágenes la historia de un niño que imagina como sería su vida si tuviera un perro, y cuando finalmente tiene uno, cómo sería su vida si tuviera cada uno de los animales que sigue imaginando.

Cada uno de los seleccionados presenta una de sus ilustraciones originales, las que son expuestas como arte en la galería, acompañadas por stands en donde se pueden encontrar los libros en sus versiones finales. De este modo, los visitantes pueden observar los originales que de otra forma estarían solo a disposición de las editoriales, y conocer también una parte fundamental del proceso: la elección de materiales, texturas, los borrones originales, en fin, las decisiones que toma el ilustrador al hacer cada una de estas ilustraciones, como una pequeña obra.  Las ilustraciones realizadas originalmente en formato digital, son expuestas a partir de impresiones, pero la gran mayoría de los trabajos corresponden a obras hechas a la antigua, con papel, pintura, lápices, y collage.

Sería imposible dar cuenta aquí de la magnitud de esta exposición, de la calidad de las ilustraciones, de la increíble variedad de temas y estilos utilizados. Sin embargo, hay una cosa transversal a cada una de estas obras, y es justamente eso lo que hace de esta una exposición excepcional: poder ver las obras originales de cerca y entender cómo puede cambiar una ilustración del escritorio del artista, a la impresión de la hoja. Eso es invaluable para el lector; ver realmente la dedicación en cada ilustración, y entenderla como lo que es dentro y fuera del contexto del libro: arte.

La exposición presenta obras de ilustradores nuevos y consagrados, como Eric Carle y su libro The Nonsense Show, quien realiza un detallado trabajo de collage para crear a sus característicos personajes. Como visitantes podemos ver cada corte, cada textura de los papeles elegidos por el autor, y también cada “error” cubierto con pintura blanca o un trocito de papel, los que luego son corregidos de forma digital al realizar la composición del libro.

En algunos casos, sin embargo, no son ilustraciones lo que se presentan, sino el objeto real que fue fotografiado para formar parte del libro. Así, se puede ver por ejemplo, The Crayons Fort, la estructura que el personaje del libro de Oliver Jeffers creó para que todos sus lápices se sintieran como en casa, una vez que logró traerlos de vuelta en su libro The Day the Crayons Came Home,  la continuación de El día en que los crayones renunciaron. La exposición muestra el fuerte de cartón que fue fotografiado para las páginas finales del libro, y que da una resolución a la historia, una obra que mezcla fotografías, postales e ilustraciones con lápices de cera. Además, puede verse la caja de cartón del libro pop-up B is for Box, de David A. Carter, entre otros.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Obra de Oliver Jeffers para The day the crayons came home

Los homenajeados

Junto con seleccionar estas 151 obras y destacar con medallas a tres de ellas, se elije a un ilustrador emergente en el país y se lo premia con el Dilys Evans Founder’s Award, un premio que se entrega desde 2005, y que reconoce el trabajo de ilustradores que recién están abriéndose camino en el mundo editorial infantil en Estados Unidos. Este año, el ganador fue el colombiano Leo Espinosa, por sus ilustraciones para Jackrabbit McCabe & The Electric Telegraph, de Lucy Margaret Rozier (editado por Random House Children Books), el que fue destacado por Publishers Weekly por su expresividad cómica y sus encuadres cinematográficos.

Además, The Original Art homenajea cada año a dos ilustradores (uno contemporáneo y uno histórico) por su trayectoria en el mundo de la ilustración, con el premio Lifetime Achievement Award, que este año fue entregado a Peter Sís, checo de nacionalidad y ciudadano de los Estados Unidos a partir de la década de los ochenta. Desde entonces, se ha dedicado a la ilustración y escritura, recibiendo siete veces el reconocimiento del New York Times por Mejor libro ilustrado, y siendo galardonado con el premio Hans Christian Andersen en 2012.  La exposición destaca su aporte con una biografía y detalles de algunas de sus obras más emblemáticas.

Virginia Lee Burton también fue destacada de forma póstuma por su aporte a la ilustración infantil, que se caracteriza por dar vida a objetos como casas en La Pequeña Casa, uno de sus libros más premiados, o vehículos, como en Choo Choo. Su obra y vida se presenta mediante un documental Sense of Place, que relata su vida como escritora e ilustradora, pero también su trabajo como profesora y empresaria en el mundo textil, llevando su arte de la ilustración llena de detalles a las telas.

Autor: Trinidad Castro (4 Entradas)

Estudió Literatura en la Universidad Diego Portales, y se ha especializado en estudios de literatura infantil y educación. Ha publicado cuatro libros infantiles, y actualmente se encuentra desarrollando una maestría en Escritura Creativa en la Universidad de Nueva York.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>