Vicente Reinamontes, ilustrador: “El movimiento estudiantil representa un despertar potente”

A A

Vicente Reinamontes estudió diseño en la Universidad Católica y viene llegando de Nueva York, donde fue pasante del taller del renombrado artista chileno, Sebastián Errázuriz. Conversamos con él acerca de su oficio y sobre Al sur de la Alameda: Diario de una toma (Ekaré, 2014), trabajo que realizó junto a la escritora Lola Larra y que acaba de llegar a las librerías chilenas.

Fotografía por Carlos Molina - +56 carlosmolina.cc 056.io

Fotografía por Carlos Molina+56

Hace un par de años -uno quizás, no recuerdo bien- fui la feria Conejo que se realizaba en la calle Jofré, cerca de mi casa. En una casona de fachada continua, con un pasillo largo y piezas alrededor y al fondo de una de ellas, un puesto me llamó la atención: el  trabajo de Vicente Reinamontes.

Tiempo después, vi que Reinamontes subía fotos a Instagram con el hashtag #diariodeunatoma. Me llamó la atención el trazo, el color rojiazul, los binoculares que miraban las escenas. Solo hace pocos días supe en qué consistía exactamente el proyecto: una novela gráfica, dibujada por Reinamontes y con textos de la periodista Lola Larra, llamada Al sur de la Alameda: diario de una toma (leer reseña), que narra el diario de un joven estudiante que participa en la ocupación de su liceo en pleno movimiento pingüino, el año 2006. Decidí entonces entrevistarlo y acá está el resultado.

Sobre “Al sur de la Alameda: diario de una toma”.

¿Cómo nace este proyecto?

Hace casi un año, cuando el equipo de Ekaré Sur me contactó para trabajar en un libro sobre el movimiento estudiantil del 2006, después de que vieran una ilustración que hice para la fundación Educación 2020. Conocí a Lola Larra, la autora de la novela, con la que comenzamos (junto al resto del equipo) a pulir el desarrollo de la historia, las ilustraciones y la manera de narrarla.

¿De qué trata el libro?

Es una novela que se narra desde dos voces intercaladas. La primera, narrada en el texto, pertenece a Nicolás, un joven estudiante que participa de la toma de su colegio en medio del movimiento pingüino. La segunda, narrada con mis ilustraciones, pertenece a la señora Luisa, una misteriosa anciana que mira la toma desde su ventana con unos binoculares. A medida que se desarrolla la historia vemos cómo se va entrelazando la vida de ambos personajes.

Ekaré Sur es una editorial de mucho prestigio  y Verónica Uribe es una reconocida editora y promotora de la lectura, ¿cómo ha sido tu trabajo con ellas?

El trabajo ha sido muy bueno, lo he disfrutado mucho. Aun siendo mi primera experiencia como ilustrador de una novela, el equipo se acercó a mi trabajo con mucha seguridad y confianza, lo que es muy liberador para cualquier creativo. La relación fue horizontal, de muy buen calibre y amabilidad. A nivel de ilustración, el proyecto me planteó desafíos que entroncan más con la novela gráfica que a los otros formatos con los que suelo trabajar. Experimentarlos y desarrollarlos han sido parte de las cosas más nutritivas para mi trabajo.

Booktrailer – Al sur de la Alameda from Ediciones Ekaré Sur on Vimeo.

Algunos editores se quejan de que las nuevas generaciones de ilustradores no leen libros o tienen poca cultura literaria, por lo que les cuesta enfrentarse a un texto y reinterpretarlo, ¿Cómo fue tu experiencia de trabajo en este libro? 

Está en boca de todos que somos un país que no lee, no sólo en la generación a la que pertenezco, la cual probablemente si es que lee, lee otras cosas. Sea como sea -si bien no me siento muy partícipe de este hecho- creo que no afectó al desarrollo ni como afronté los desafíos que me planteó el libro. Lo más interesante fue el hecho de tener que ilustrar el punto de vista (¡a través de unos binoculares!) de un testigo de la historia, influenciado por sus propios sentimientos y pensamientos frente a lo que ve. Además de hallar una sensación verídica del contexto en el que sitúa la historia (una toma).

Como ilustrador tienes una opinión formada sobre el proceso de marchas y el  conflicto estudiantil. ¿Cuál es tu postura sobre las demandas estudiantiles?

Estoy muy de acuerdo con el movimiento que reivindica la educación como una prioridad para el país y el derecho social, de calidad y sin ánimos de lucro – See more at: http://www.fundacionlafuente.cl/?p=875#sthash.PSJCubuC.dpuf

Estoy muy de acuerdo con el movimiento que reivindica la educación como una prioridad para el país

Estoy muy de acuerdo con el movimiento que reivindica la educación como una prioridad para el país y el derecho social, de calidad y sin ánimos de lucro. Más allá de los encuentros y desencuentros que se puedan tener con la forma, creo que como movimiento representan un despertar potente de la juventud chilena y, ojalá, un comienzo para los cambios hacia el futuro. Considero que el movimiento estudiantil ha contribuido a cuestionar la manera en que miramos a las instituciones, la educación, el lucro, la televisión, lo que conversamos en una sobremesa, etc. Y eso ya es un legado que debemos continuar.

Del oficio

Estudiaste diseño en la UC, una carrera que explora diversos ámbitos de esta disciplina, ¿qué te interesó del diseño gráfico y cómo llegaste de ahí a la ilustración?

Me gusta orientar mi trabajo como diseñador hacia cómo pienso, mientras que mi trabajo como ilustrador hacia cómo me expreso.Como diseñador me involucro en proyectos que comuniquen ideas – que puedan atraer al usuario más allá de lo “gráfico”-   donde pueda desarrollar aspectos participativos, inclusivos y críticos con la sociedad y la cultura. La ilustración, en cambio, es una herramienta que me ha permitido desarrollar una narrativa más expresiva, que me parece interesante. Es una búsqueda estética.

Ilustración para concurso de Revista Paula.

Ilustración para concurso de Revista Paula.

Al revisar  tu blog, se nota un gusto especial por el barroco ¿Qué te interesa explorar en este mundo? ¿Es una visión gráfica o tiene una potencia más profunda?

Como diseñador me involucro en proyectos que comuniquen ideas, donde pueda desarrollar aspectos participativos, inclusivos y críticos con la sociedad y la cultura.

Si bien no etiquetaría mi trabajo como barroco o gótico, hay muchos elementos que se pueden asociar a estos movimientos con los que me podrían identificar. La anatomía humana, lo abyecto, lo marginado, lo romántico, lo erótico y lo político son ámbitos que intento cobren sentido no sólo desde lo estético, sino que también desde lo productivo (materiales y procesos de trabajo que ocupo), o lo discursivo (proyectos en los que me involucro y personas con las que me interesa trabajar).

¿Quiénes son tus referentes artísticos?

Como diseñador, me involucro en proyectos que comuniquen ideas, donde pueda desarrollar aspectos participativos, inclusivos y críticos con la sociedad y la cultura. – See more at: http://www.fundacionlafuente.cl/?p=875#sthash.cgbD76U3.dpuf

En mi Tumblr intento recopilar y transmitir muchas imágenes que me afectan, a veces tienen que ver con artistas, otras muchas no, pero todas ellas me ayudan a encontrar inspiración, o aportan a la construcción de un lenguaje propio.

El año 2012, Reinamontes colaboró con la organización Joven Confundido. Ilustró los testimonios de 10 jóvenes LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales), que se imprimieron y distribuyeron en la Marcha de la Igualdad.

El año 2012, Reinamontes colaboró con la organización Joven Confundido. Ilustró los testimonios de 10 jóvenes LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales), que se imprimieron y distribuyeron en la Marcha de la Igualdad.

Dentro de tu presentación, hay un capítulo especial para tu trabajo como activista y que se ve reflejado en tu trabajo gráfico (poster, zines, talleres sobre estos temas), ¿cómo llegaste a ese rol? ¿Qué aportas como diseñador al activismo y viceversa?

Como a muchos otros de mi generación, mi primer acercamiento al activismo fue con las movilizaciones estudiantiles del 2006, donde pude ser testigo del poder al que puede llegar una masa participativa.

Desde ese mismo año hasta hoy, me he mantenido activo en informarme y participar de distintas instancias políticas, artísticas y culturales que cuestionen la manera en que nos relacionamos sexo-afectivamente, la manera en que consumimos y los criterios que utilizamos para otorgar privilegios.

Pero no fue hace mucho tiempo desde que comencé a integrar estas luchas personales a mi cuerpo de trabajo y de esta manera, orientar mi rol como diseñador. La experiencia me ha demostrado que son éstas las instancias en las que mi trabajo se ve retribuido de mejor manera; todos los aportes intentan beneficiar la expresión y el trabajo entorno a diferentes problemáticas presentes en las comunidades en que se desarrollan. Estoy recién empezando, pero muy motivado.

Autor: Claudio Aravena (28 Entradas)

Estudió Literatura y Educación en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Es diplomado en Industrias Editoriales y magíster en Edición, en la UDP - U.Pompeu Fabra. Es gerente de desarrollo de Fundación La Fuente, fue profesor del Diplomado FLIJ y participa como miembro colaborador de Colibrí IBBY Chile.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>