Blog

Bibliomóvil: una biblioteca ambulante en la provincia de Arauco

Manolo López Por Manolo López

Desde el año 2010 se realiza en la región del Bío Bío el plan de fomento lector Arauco Lee, que tiene como uno de sus objetivos llegar a escuelas rurales de la provincia de Arauco. Nicole Bravo, de nuestra fundación, nos cuenta cómo, por medio de los Bibliomóviles, se ha logrado cumplir este desafío, llevando...

Desde el año 2010 se realiza en la región del Bío Bío el plan de fomento lector Arauco Lee, que tiene como uno de sus objetivos llegar a escuelas rurales de la provincia de Arauco. Nicole Bravo, de nuestra fundación, nos cuenta cómo, por medio de los Bibliomóviles, se ha logrado cumplir este desafío, llevando libros a localidades como Curanilahue, Tirúa y Lebu.

Por Nicole Bravo, Asistente Técnico de Fundación La Fuente.


Cuentacuentos en la escuela Mahuilque Bajo, Contulmo.

El propósito fundamental del plan Arauco Lee es fortalecer el vínculo de los niños con la lectura desde la escuela y, de este modo, llegar, progresivamente, al resto de la comunidad. El programa consta con un plan urbano de lectura desarrollado por Fundación Arauco, mientras que para los sectores rurales la iniciativa se desarrolla con los Bibliomóviles, autos cargados de libros que van viajando de escuela en escuela, haciendo actividades como cuentacuentos y préstamos de libros. La ejecución de este último programa la tiene a cargo nuestra Fundación.

Encargado de bibliomóvil de Contulmo

Los bibliomóviles tienen un alcance cercano a los 2.600 usuarios, con colecciones bibliográficas que bordean los 1.500 títulos por comuna. En las siete comunas de la provincia de Arauco (Arauco, Curanilahue, Los Álamos, Lebu, Cañete, Contulmo y Tirúa) existe la presencia de un encargado de bibliomóvil, persona responsable de poner en funcionamiento el programa en terreno. Es también mediador de lectura: personaje responsable de captar los intereses de los lectores y satisfacerlos, teniendo la misión de cuidar el material, incentivar la lectura y hacer del libro una necesidad.

Los bibliomóviles realizan visitas semanales a las escuelas, momento en el que todos los estudiantes tienen la oportunidad de elegir nuevos libros para llevarse a sus hogares y devolver los que tenían en préstamo, así como de disfrutar de una animación lectora. Las 73 escuelas unidas al programa ya ven resultados positivos, pues los libros se han convertido en un buen amigo de los niños, se ha aumentado la disposición de ellos con la lectura, logrando con esto incluir el acto de leer dentro de las actividades cotidianas realizadas por gusto y no por obligatoriedad.

Hoy el bibliomóvil es una necesidad dentro de las escuelas rurales de la provincia, ya que los niños están siempre en su espera pasando a formar parte importante de su vida cotidiana. Mientras esto ocurra, el bibliomóvil seguirá cumpliendo la misión democratizadora de entregar libros y cultura a los sectores más alejados de nuestro país.

Compartir en: Facebook Twitter

También te podría interesar