Reseñas

«El país de los ratones», de Alice Méricourt y Ma Sanjin

Rosario Medina Por Rosario Medina

Escrito por Alice Méricourt e ilustrado por Ma Sanjin, este es un libro que nos interpela, remece e insta a observar las necesidades de la ciudadanía. Una fábula que explica la crisis política actual.

Uno de los aspectos que más me apasiona del libro álbum es su versatilidad: este formato ha ido evolucionando, adaptándose tanto en su materialidad como en su contenido, siendo capaz de abordar temas étnicos, sociales y políticos. En esta línea, de la mano de la editorial nacional Hueders, recomiendo El país de los ratones (2020) una fábula que explica la crisis política actual.

Para la joven autora francesa Alice Méricourt es su primer libro, y nos sorprende con un texto realista, sin eufemismos, con guiños de humor e ironía, pero a la vez muy provocador, ante el cual como lectores no resulta imposible no reaccionar. Por su parte, para el ilustrador chino Ma Sanjin es su primer trabajo publicado para Europa y Latinoamérica; sus ilustraciones aportan un halo de misterio, jugando con elementos estéticos simbólicos y reflexivos y también con mucho humor.

La historia que inspiró este título se remonta a 1944, año en que  Thomas “Tommy” Douglas –primer ministro canadiense– contó un cuento durante una sesión en el Parlamento que se trataba sobre un lugar donde vivían ratones que eran gobernados por gatos y cuyo mensaje sigue siendo tan necesario para las democracias actuales.

El país de los ratones es una fábula donde los gatos gobiernan y los ratones sobreviven; están intranquilos, viven asustados y cansados de las injusticias y la negligencia de sus líderes. Esto porque “estos gatos eran buenos tíos, estos gatos habían ido haciendo buenas leyes. Pero solo hacían leyes que eran buenas para los gatos”. Como vemos este título ofrece una perspectiva del comportamiento de los gobernantes y la clase política en muchas partes del mundo.

Los ratones cansados deciden cambiar de líderes y escogen a los gatos blancos, en cuyo gobierno no hay grandes cambios ni beneficios para la población, al contrario las cosas empeoran, por lo mismo vuelven a escoger a los gatos negros. Luego son gobernados por la convivencia o coalición, “gatos con manchas blancas y negras que hablan como ratones” sin resultados, sin transformaciones para el bien de la comunidad, muy por el contrario, se mantienen las desigualdades, la corrupción y la burocracia en desmedro de los ratones.

Hasta que un día, un pequeño ratón tuvo una idea, propuso ¡¿por qué no elegimos como líder a un ratón?!, luego de lo cual fue ignorado y encerrado por su propuesta subversiva. No obstante, la idea de este roedor sentó las bases para las transformaciones venideras “Siempre se podrá encerrar a un ratón y también a un hombre, pero nunca se podrá encerrar una idea”.

El país de los ratones es un título que nos interpela, cuestiona, remece y nos insta a observar las necesidades de la ciudadanía, pensar en la formación de los futuros ciudadanos, quienes en el mañana escogerán a sus líderes, propiciando las bases de la educación cívica.

En definitiva, estamos frente a un título necesario que pone en valor el poder de la ciudadanía, la importancia de formar personas con alta participación cívica, con pensamiento propio y consciente de sus derechos y deberes. El país de los ratones nos extiende una invitación ¡Seamos ratones! ¡Seamos ideas!

Compartir en: Facebook Twitter
Rosario Medina

Licenciada en Lengua y Literatura. Diplomada en Patrimonio cultural. Realizó su tesis de grado en literatura caribeña, proyecto que la llevó a estudiar la comunidad haitiana en el sector norte de Santiago. Fanática de la novela gráfica chilena y de la narrativa latinoamericana. Llegó a Biblioteca Viva el año 2014.

También te podría interesar