Reportajes

Gabriela Mistral por sus editores

Pablo Espinosa Por Pablo Espinosa

Gabriela Mistral sigue vigente, en gran parte, gracias a la labor de los editores que continúan publicando su obra y profundizando en su figura. Editores que confían en que la poeta todavía tiene algo que decir a los lectores del siglo XXI y la presentan desde distintas aristas. La editorial Das Kapital ha revelado la...

Gabriela Mistral sigue vigente, en gran parte, gracias a la labor de los editores que continúan publicando su obra y profundizando en su figura. Editores que confían en que la poeta todavía tiene algo que decir a los lectores del siglo XXI y la presentan desde distintas aristas. La editorial Das Kapital ha revelado la faceta intelectual de Mistral; La Pollera, el aspecto político; Amanuta ha optado por rescatar parte de su literatura infantil; mientras que Pehuén ha profundizado en un aspecto más íntimo. En este artículo son los mismos editores quienes hablan de sus títulos de Gabriela Mistral.

misrec

Das Kapital

epEl libro Epistolario Americano, de la editorial Das Kapital, rescata la correspondencia de Gabriela Mistral, entre los años 30 y 50, con relevantes intelectuales de América y España —a nivel político, literario y artístico—, como Winett y Pablo de Rokha, Ezra Pound y Rómulo Gallegos. El editor de Das Kapital, y también uno de los editores de este libro, es Camilo Brodsky: “Creo que este epistolario es tanto un retrato de época como de la propia Mistral, sobre todo en términos políticos y estéticos. La sitúa en el debate relevante de la intelectualidad, principalmente latinoamericana, con sus bemoles, sus dudas, sus aciertos y apuestas. Son testimonio de una época convulsa, pero además son un detalle de la gran fotografía de una generación brillante, intensa, con una capacidad de análisis y debate que posiblemente muy pocos puedan encontrar hoy día. Y en ese sentido, creo yo, permiten además dimensionar lo enorme que era Gabriela Mistral en el concierto mundial, en términos de quiénes eran también sus interlocutores. Estamos hablando de gente que forjó en buena medida lo que hoy conocemos como cultura moderna».

Qué bien nos haría que nuestros intelectuales y nuestros pueblos enfrentaran el debate con la pasión de Mistral

El Epistolario Americano de Mistral —que deja afuera figuras europeas con las que Mistral se carteó, como Giovanni Papini y Stefan Zweig— puede también hablarle a los lectores actuales, dice Brodsky: “Espero que estas cartas les digan que una de las pocas cosas que pueden realmente valer la pena en estos tiempos —que desvalorizan todo esfuerzo que no es competencia y toda forma de entender el mundo que no es egoísmo— es abrir la ventana y encontrarse con la inteligencia, reconocerse en ella, en su profunda necesidad; abrir la ventana al debate, a la contradicción, a jugar este juego sin el aspaviento exagerado que vemos tanto a veces, pero con convicción, siempre con convicción y sin miedo. Este libro lo que hace es ponernos en perspectiva, hasta cierto punto, porque nos deja ver la red que se tejía, el nivel del debate, su relevancia y profundidad antes de caer de lleno en la era de la boludez. Y en ese sentido lo que debiera o podría hacernos es invitarnos a reflexionar, pero no sólo como una forma de la pasividad, sino como una expresión también de la necesidad de intervenir en la realidad, de jugar las fichas y calcular menos. Qué bien nos haría a todos que hoy nuestros intelectuales y nuestros pueblos enfrentaran el debate con esa pasión, pero también con esa rigurosidad, con ese conocimiento de causa y esa conciencia de futuro, que más allá de juicios personales o políticos parece hoy tan ajena a todo debate público, estético, existencial”.

La Pollera

poemadechile-310x464La Pollera Ediciones ya ha publicado dos libros de Gabriela Mistral, editados por el mistraliano Diego del Pozo: primero el Poema de Chile y luego la antología de textos políticos, Por la humanidad futura. Nicolás Leyton, editor y fundador de La Pollera junto a Simón Ergas, se refiere a la obra de Mistral rescatada: “Lo que nos dice la Mistral es un mensaje bien actual, en ambos libros. Poema de Chile es un intento de armarle a Chile un poema fundacional, por así decirlo. Es, de alguna manera, una respuesta a La Araucana de Ercilla. Y habla de la integración del hombre, el chileno y el indígena, y de éste con la naturaleza. En ese sentido, también tiene un objetivo un tanto pedagógico, no solo es descriptivo de una identidad, sino que formativo. El tema de la integración y educación lo retoma en Por la Humanidad Futura. Solo que desde una visión más analítica y súper contingente. Es muy entretenido enfrentarte a parte de la historia de occidente (1920 a 1957), que de alguna manera nos es muy familiar, desde la visión de la Mistral. No estamos muy acostumbrados a verla en texto reflexivos y críticos, escritos en esa prosa tan bonita que tenía la poeta”

futEn ambos libros se destaca el diseño editorial. Quien ha sido el director de arte del Poema de Chile y Por la humanidad futura, es Pablo Martínez: “Las características del diseño de ambos libros es similar, pero fueron primero resueltas para el Poema de Chile. En esa ocasión quisimos hacer un libro portátil, compañero, que pudiese ser llevado a diferentes lugares, haciendo un eco de los traslados y caminatas de Gabriela en el poema y en su vida. Queríamos que fuera más allá de ser un libro de bolsillo, queríamos también que se sintiera como un diario de viaje, que se sintiera usado. La textura de la tapa debía ser orgánica, casi sentirla como hecha a mano. Algo personal. Otra inspiración que sirvió de definir la tapa del Poema de Chile fueron los materiales mismos en los que Gabriela escribió estos poemas. Estos consisten en diversos tipos de cuadernillos, blocks de apuntes, cuadernos, hojas. Para la portada seleccionamos la materialidad de una cubierta de block de apuntes realmente usada por Mistral para la escritura de algunos de estos poemas y que tenía la particularidad de evocar el papel secante, ya extinto, tanto en su textura como en su característico color palo de rosa. Con esto damos también un sentido de época y de archivo que nos pareció apropiado para una iniciativa de rescate literario. En el caso de Por la Humanidad Futura, se adaptaron los mismos principios, recreando facsimilarmente otro material del archivo de la Mistral y utilizando, en este caso, una palabra (política) escrita por ella en su máquina de escribir”.

Amanuta

546d0ebe713f9ca9f1c3afe21371e475Gabriela Mistral, entre 1924 y 1928, reescribió cuatro cuentos clásicos infantiles: Caperucita Roja, Blanca Nieve, La Bella Durmiente y La Cenicienta. Reescribió las historias con su propio estilo narrativo, pero respetó las versiones originales que tenía a la vista, sin dulcificarlas: las de Charles Perrault, del siglo XVII, y las de los hermanos Grimm, del siglo XIX. La editorial Amanuta rescató estas cuatro historias en cuatro libros diferentes. Ana Pavez, editora de Amanuta, explica sobre las versiones de Mistral: “Ella hace una recopilación folklórica de estos cuentos; por lo tanto, no cambia las historias, respeta los cuentos con sus tramas. Por ejemplo, en el caso de Caperucita Roja ella es fiel a la versión de Charles Perrault, y no a versiones posteriores. Esto hace que, especialmente en este cuento, su versión sea muy fuerte, ya que tiene un final trágico. Otra de las características de estos cuentos es que a pesar de ser muy fiel a las versiones originales, ella hace guiños a su mirada latinoamericana”.

BlancaNieve.jpg.42x42_q85Amanuta publicó estos cuentos en ediciones ilustradas. Paloma Valdivia ilustró La Caperucita Roja; Carmen Cardemil, La Bella Durmiente; Bernardita Ojeda, La Cenicienta; y Carles Ballesteros, Blanca Nieve. “Amanuta se caracteriza por hacer libros ilustrados — dice Pavez—, y estos cuentos son muy adecuados para esto. Por la longitud de los poemas, por la calidad de los versos y por el público infantil al que están dirigidos. Además, los ilustradores escogidos, así como el formato de los libros, destacan aún más estas versiones. Es muy distinto leer uno de estos poemas en una recopilación de cuentos sin ilustraciones, que darle la importancia a cada uno, y hacer un libro por cuento, en que cada uno tiene una gran relevancia, y así se puede destacar los textos, que son el eje central de estos libros”.

El año 2014, Amanuta experimentó en la edición digital con Caperucita App.  El libro digital — financiado en parte gracias a la plataforma Idea.me—, dice hoy Pavez, ha tenido una buena recepción. Hace pocas semanas ganó el premio Digital Ehon Award 2015, en Japón.

Pehuén

portada mistral rustica.inddPehuén Editores cuenta en su catálogo con distintos libros de y sobre Gabriela Mistral. Uno de ellos es de fotografía, llamado Álbum personal: “Este fue un libro pensado como un álbum que la misma Gabriela Mistral hubiera llenado conforme transcurría su vida —dice Marcela López, editora de Pehuén—. En él hay fotos de su infancia y su familia; sus años como maestra en Chile siendo aún muy joven; su etapa de madre del pequeño Yin Yin; sus numerosos viajes por el mundo; sus breves visitas a Chile y sus amigos. Es un álbum personal porque muestra a Gabriela justamente así: como una persona y no solo como una renombrada poeta e intelectual. Gabriela en su hogar con sus amigos, escribiendo, despertando, cenando, jugando con niños y perros. Una faceta más humana, íntima, cotidiana y sonriente, muy distinta a la mayoría de las fotos oficiales que todos conocemos”.

Hijita_Querida_50f6c19680d5cLa misma editorial es también responsable de un epistolario: Hijita querida: Cartas de Palma Guillén a Gabriela Mistral, recopiladas por Pedro Pablo Zegers. Guillén fue una profesora mexicana que recibió a Mistral cuando ella llegó a ese país a participar en la reforma educacional, invitada por el ministro de Instrucción Pública, José Vasconcelos: “Palma Guillén se convierte en su amiga, consejera y secretaria —dice López—. E incluso más allá: en su familia y madre, junto a ella, de Yin Yin. Compartieron su hogar en México y luego en Europa; vivieron los difíciles años de crianza y adolescencia de Yin Yin y enfrentaron juntas su muerte. El libro está compuesto mayormente por las cartas enviadas por Palma a Gabriela y a través de ellas es posible entrever el permanente cuidado y amor que le profesaba, además de su preocupación por la finanzas y la salud de la poeta. Las cartas dan cuenta de las inquietudes intelectuales y mundanas de Gabriela, lo que abre una ventana a la vida íntima de la poeta, para conocerla en otras dimensiones».

Reino_Animal_548f48fc660f7Pensando en el público infantil, este año Pehuén publicó la colección de tres libros “Reino Animal”. Se trata de poemas de Mistral relacionados con los animales, seleccionados por Pedro Pablo Zegers, ilustrados. El tomo Prosa del agua y del viento, ilustrado por Raquel Echeñique, contiene poemas sobre animales que se mueven por el agua o por el aire; Prosa de la tierra, ilustrado por Pati Aguilera, es sobre animales terrestres; y, finalmente, Poesía, ilustrado por Fito Holloway, tiene dieciséis poemas de distintos animales. La colección, a cargo de Isabel Molina y Claudio Aguilera, fue recomendada por el Comité de valoración de libros infantiles y juveniles de Fundación La Fuente: “Reino Animal —argumentan del comité—manifiesta la relación de Gabriela Mistral con la naturaleza. Mistral crea un poema-animal, que es una semilla con toda la carga sensorial, para convertirse en poesía del más alto nivel. La ilustración juega un rol crucial, ya que genera un puente entre el lector y el texto, favoreciendo la lectura y permitiendo que las sensaciones fluyan”.

Compartir en: Facebook Twitter
Pablo Espinosa

Licenciado en Filosofía de la Universidad Alberto Hurtado, Magíster en Periodismo de la Pontificia Universidad Católica de Chile y egresado del Magíster en Literatura de la Universidad de Chile. Es uno de los fundadores del proyecto Ojo en Tinta: podcast, revista digital y programa de TV. En la actualidad, trabaja como investigador en la Biblioteca Nacional de Chile.

También te podría interesar