Columnas

Las recomendadoras: Simplemente, Olivia

Evelyn y Amanda Por Evelyn y Amanda

En una nueva entrega, Evelyn y Amanda nos acercan a uno de los personajes más adorables e inspiradores: Olivia, la cerdita creada por Ian Falconer. A continuación sabremos por qué sus innumerables aventuras son el goce de niños y niñas. [Créditos portada: wsj.com]

Es un hit familiar. La amamos. Gozamos con sus historias, con sus aventuras y reflexiones sobre el mundo que la rodea. Y como estamos en agosto, el mes de las niñas y los niños, pensamos que era ideal recomendarla porque es una cerdita única e inspiradora: Olivia. 

Su creador es Ian Falconer, un escritor e ilustrador estadounidense, realizador de varias portadas del New Yorker, así como de vestuarios y escenografías para el New York City Ballet, la Ópera de San Francisco y el Royal Opera House de Londres. Su cercanía a las artes tiene su guiño en cada libro de Olivia: una pintura de Edgar Degas o de Jackson Pollock; fotografías y retratos de Marta Graham, María Callas y Eleanor Roosevelt o su ropa inspirada en Coco Chanel. Homenajes que su autor cuela en cada aventura para familiarizar a los pequeños lectores con las artes y despertar en ellos nuevas curiosidades. 

La inspiración de Falconer para crear a Olivia (FCE, 2001) fue su sobrina. Cuando nació toda su familia estaba encantada con ella y con su nariz respingona. Entonces su tío quiso regalarle una historia que con el tiempo se convirtió en un exitoso y premiado libro. Y a partir de ahí nacen otros títulos que llegan a nuestro país gracias a la editorial del Fondo de Cultura Económica: Olivia y las princesas (2012), Olivia en Venecia (2011), Olivia recibe la navidad (2008), Olivia y su banda (2007), Olivia y el juguete desaparecido (2003), Olivia salva el circo (2002) y Olivia y la espía (2018), conquistando con su genialidad a niñas y niños de todo el mundo. Libros que han sido traducidos al español, francés, italiano, japonés; y que incluso inspiraron una serie de televisión (adaptada por Jill Gorey), aunque los libros siguen siendo insuperables, así como es Olivia.

—¿Qué es Olivia para ti, Amanda?

—Esos libros son una parte importante de mi vida lectora. La conocí cuando recién empezaba a leer y me encantó porque es graciosa, cinematográfica y dramática. La verdad muchas veces me siento identificada con ella. Y pienso que eso les pasa a muchas niñas y niños y a los que aún no la conocen, les encantará. Siempre hay una aventura con la que se pueden identificar.

Y sí, gran parte de su éxito radica en que con sus aventuras y travesuras hace que los pequeños lectores se sientan totalmente identificados. Como cuando no quieren irse a dormir, ni parar de jugar como Olivia que es incansable, curiosa y una de sus mayores características es causar revuelo en cualquier situación. 

—¿Cuál es tu libro favorito?

—Me gustan todos, pero creo que si tuviera que escoger uno sería el primero, Olivia. A ese libro le tengo mucho cariño porque ahí la conocí, también a su familia y entendí su mundo. Además, está el cuadro de Pollock, un artista que nos hace pensar a los niños que es muy fácil pintar como él, eso pensó Olivia después de ver su cuadro en un museo y llegó a su casa a pintar la pared… Mi otro favorito es Olivia en Venecia, porque es tan entretenido conocer lindos lugares mientras vas comiendo pizza, y como dice ella gelato, las vacaciones ideales.

«Olivia en Venecia» (FCE, 2011). Créditos: Fondo de Cultura Económica.

Por mi parte, uno de mis favoritos es Olivia y las princesas ¿Por qué ser cómo las demás, se pregunta Olivia? Y mientras sabe que todas sus amigas se vestirán de princesas rosadas con coronas, varitas y tutús, ella recorre en su cabeza diversos tipos de princesa: india, tailandesa, africana y china, y finalmente opta por disfrazarse de un jabalí asustándolas a todas, incluida a su profesora; un verdadero Halloween. Esa escena nos saca carcajadas. Además es tan adorable cuando se sueña por un momento como una bailarina de Degas y en otro se siente una diva como la Callas. Otro favorito es Olivia la espía, esa curiosidad que nace en los niños por escuchar las conversaciones de los adultos confundiendo todo. Y Olivia no es la excepción, mientras piensa que por su falta de juicio sus padres la llevarán a la cárcel, termina en un escenario en medio del pas de deux de un ballet… Porque así es Olivia, impredeciblemente encantadora.

Compartir en: Facebook Twitter
Evelyn y Amanda

Evelyn Aravena, periodista y diplomada en arte, junto a su hija Amanda Schroeder, de 11 años, recomendarán juntas diversos libros infantiles para incentivar a niños y niñas a convertirse en pequeños grandes lectores.

También te podría interesar