Proyectos patrimoniales

Uno de los primeros proyectos patrimoniales de La Fuente fue de 2004, cuando junto al padre Gabriel Guarda, Sofía Sanfuentes y Lorena Mussa, recuperaron la Casa Hettig, en Valdivia, perteneciente a una familia de la zona.

Uno de los primeros proyectos patrimoniales de La Fuente fue de 2004, cuando junto al padre Gabriel Guarda, Sofía Sanfuentes y Lorena Mussa, recuperaron la Casa Hettig, en Valdivia, perteneciente a una familia de la zona. Ahí funcionaba la biblioteca pública de la ciudad y gracias a la Corporación Cultural de Valdivia y Fundación Andes se recuperó la casa completa a través de un proceso de restauración estructural. Posterior a eso, se realizó un trabajo de interiorismo en el primero y segundo piso: nuevas estanterías, espacios de lectura, zona infantil, colecciones bibliográficas, espacios para reuniones y trabajos.

En Puerto Octay, en tanto, se hicieron varios proyectos patrimoniales. El primero fue la Casa Niklitschek, un edificio desmontable que se sometió a dos importantes remodelaciones: el 2004 se hizo el primer piso de la biblioteca pública y luego el 2006 se remodeló el segundo piso donde se encuentra el museo. En la misma ciudad también se hizo un proyecto de recuperación de fachadas, gracias al trabajo colaborativo con el padre Gabriel Guarda y Sofía Sanfuentes.

La casa matriz de nuestra fundación, ubicada en Exequiel Fernández en Ñuñoa, también involucró un proyecto de recuperación patrimonial. El año 2010 se compró esta casa que data de 1929, que pertenecía a una de las familias más antiguas del sector para instalar nuestras oficinas allí.

El último proyecto fue la compra de un importante caserón de 1918, en la emblemática población obrera del barrio Huemul. La obra es del arquitecto Ricardo Larraín Bravo, quien diseñó esta casona en medio de un barrio que en el pasado contemplaba un teatro, un jardín infantil, un colegio de hombres, otro de mujeres, un templo masón, una iglesia católica y una plaza para los trabajadores. A futuro, el proyecto de recuperación de esta casa busca transformarla en una biblioteca y en un centro de residencia. Para esto se está trabajando con el arquitecto Sebastián Irarrázaval.

Casa Hettig, Valdivia.
Casa Niklitschek, Puerto Octay.