Reseñas

«Las aventuras de Pinocho», un clásico que deja astillas

Ismael Rivera Por Ismael Rivera

Traducida al español por primera vez en 1900, hoy llega a nosotros la versión original de «Pinocho», en una cuidada edición a cargo de La Pollera Ediciones. La obra fue traducida por Francesca Barbera Kipreos, bajo el título «Las aventuras de Pinocho. Historia de una marioneta». Imagen: Pinocho por Attilio Mussino. www.gonnelli.it

La verdad ha sido ensalzada como una virtud desde que el tiempo es tiempo. Más que la verdad, el hablar con la verdad. Por contraparte, la mentira, lo que pensaríamos su antítesis, ha sido tratada en diversas piezas literarias y refranes populares como un vicio que se debe erradicar. Desde Pedrito y el lobo a dichos como «Para mentir y comer pescado, hay que tener mucho cuidado».

Tal vez la historia más conocida, difundida y adaptada de las que tratan la mentira y el valor de la verdad sea Aventuras de Pinocho, historia de un muñeco de madera, de Carlo Collodi, publicada en 1883. Poco probable no haber escuchado las aventuras del muñeco de madera al que cada vez que mentía le crecía la nariz. Traducida al español por primera vez en 1900, hoy llega a nosotros la versión original en una cuidada edición a cargo de La Pollera Ediciones, quienes ya cuentan con una nutrida colección de traducción de clásicos. En esta oportunidad, la obra fue traducida por Francesca Barbera Kipreos, bajo el título Las aventuras de Pinocho. Historia de una marioneta.

Edición de La Pollera (2021), con la traducción de Francesca Barbera Kipreos. Imagen: La Pollera Ediciones.

¿Qué valor podría tener volver sobre una historia conocida por todos, escrita hace siglo y medio? Hoy los límites entre verdad y mentira se encuentran cada vez más difuminados. Existen verdades negables, mentiras a medias, mentiras blancas, fake news, verdades parciales, interpretaciones mañosas y un largo etcétera, que hacen cada vez más difícil desentrañar lo cierto. Pinocho, el protagonista de esta novela infantil, se ve enfrentado al engaño, a la tentación, a la avaricia, a la pereza, mediante distintas aventuras. En ellas, él y sus amigos corren peligros reales, que podríamos pensar «poco adecuados» para niñas y niños, pero este libro no subestima a las infancias. Pinocho cae una y otra vez, miente una y otra vez, y es solo equivocándose una y otra vez que acaba por entender el valor de la verdad. No seré yo quien les cuente de qué trata Pinocho. La pregunta es: ¿será que tanta mentira nos está transformando en marionetas de madera? ¿Será que nos estamos haciendo tan duros e insensibles ante ellas como un tronco cortado? Como leer este libro de atrás para adelante.

La pregunta es ¿será que nos estamos haciendo tan duros e insensibles ante las mentiras como un tronco cortado?

Diseñada por Pablo Martínez, la cubierta de esta bella edición nos pone en contraste la delicadeza de la rosa y sus espinas con la dureza del tronco recién cortado y los tornillos que lo atravesarán. Y sobre el tronco, en tinta dorada, la ilustración original de Enrico Mazzanti, surgiendo desde la madera, para transformarse en Pinocho, aquella marioneta que descubrió que la mentira solo conduce al abismo y que para ser real, de carne y hueso, la verdad es la indicada. Ella nos acercará a la ternura y a la amistad.

Este libro es un regalo para coleccionistas. Tras tantas modificaciones y adaptaciones, acceder a un clásico original es siempre un descubrimiento. Este libro es también un regalo para todas y todos quienes quieran recordar que somos piel y tacto, aunque a veces creamos que somos muñecos llenos de astillas.

Aventuras de Pinocho ilustrada por Enrico Mazzanti. Imagen: Wikipedia.
Compartir en: Facebook Twitter
Ismael Rivera

Poeta, cantor y editor en Ediciones Oxímoron. Ha publicado los libros “Rincones”, “Desbautízame” y “Tizne”, y los discos de poesía musicalizada “Desbautízame” y “La última cena de los buitres”. Mediador de lectura y habitual de ferias del libro.

También te podría interesar