Reseñas

“Loca fuerte”, de Óscar Contardo

Soledad Rodillo Por Soledad Rodillo

Hace dos meses Ediciones UDP presentó "Loca fuerte: retrato de Pedro Lemebel", una detallada biografía escrita por el periodista Óscar Contardo; obra que ha estado por varias semanas entre los libros más vendidos del país. Hoy, Soledad Rodillo reseña este libro y nos cuenta el porqué de su éxito.

Loca fuerte, de Óscar Contardo, es mucho más que la biografía del gran escritor y artista que fue Pedro Lemebel. Es la historia de un joven homosexual llamado Pedro Mardones que crece junto a su madre y su abuela en el Zanjón de la Aguada, entre el barro y la pobreza, y luego en un departamento de block, con un padre callado y una madre sobreprotectora que lo defendía de las burlas de sus vecinos. Es la historia de un niño afeminado, de un joven que se hace combativo a punta de rabia, que es consciente de su diferencia, y de su valentía.

También es la biografía de un personaje, de alguien que se construyó como imagen y referente, alguien que, como escribe Óscar Contardo, es un hombre que tiene claro qué cosas de su vida contar y cuáles  callar. En esta biografía, investigada con meticulosidad y respeto, el periodista nos acerca a Pedro Mardones, más tarde convertido en Pedro Lemebel, el reconocido escritor y artista visual chileno: un entrevistado esquivo que entra en su propia historia como quien se adentra en los “Vagones de tren abandonados a la cola de un convoy, a los que de cuando en cuando volvía munido de una linterna, solo para sacar algo que le servía, un trocito de memoria.”

Contardo narra con belleza y realismo lo que fue la vida de Pedro Lemebel. Hay investigación en este trabajo, datos y muchas anécdotas que nos hablan de la persona y del personaje, de sus inicios en la crónica, su salto a la radio, su llegada a la televisión donde iba siempre con dinamita bajo el brazo. Entre sus páginas aparecen sus amigos, los de la villa, del block, sus amigos comunistas, las locas que conoció en la calle y en las fiestas. Están Carmen Berenguer, Carmen Soria, Gladys Marín, Sergio Parra, las feministas, los admiradores, y un tal Tevo Díaz del que se enamoró perdidamente y al que le dedicó una performance para el día de su cumpleaños,  frente a su edificio, donde Lemebel se presentó con un corazón gigante envuelto en llamas.

Porque este libro también es la historia de un artista y sus obras, del camino que recorrió hasta llegar a la cima. Aquí aparece su genialidad y su pecado, su soberbia y su rabia. Óscar Contardo nos entrega todo: desde la creación literaria y artística hasta la anécdota más divertida;  de las noches de juerga en su casa en la calle Dardignac a sus momentos más irreverentes en los espacios públicos y privados donde se presentó, sin importarle nunca si con ello ofendía a algún político, artista o empresario.

Loca fuerte: retrato de Pedro Lemebel (Ediciones UDP, 2022) tiene momentos que sacan lágrimas de risa, como cuando irrumpe en la historia el delincuente Pato Egaña, y con ello nos recuerda ese Chile de los noventa donde se mezclaba el arte con el lumpen; el Festival de Viña con la intelectualidad, el prejuicio y el desparpajo. Esta obra también es la historia de Chile, y de esa pobreza de población callampa musicalizada con programas de radio A.M., del paso de la dictadura a la democracia, del fin de lo clandestino y su reposición en el espacio público. Es la historia de un país homofóbico y clasista que se enorgullece por su “milagro económico” pero cuyo verdadero milagro es que un artista y escritor tan talentoso haya conseguido éxito y reconocimiento, ser leído tanto en Chile y en el extranjero, siendo “marica” y pobre;  una genialidad que terminó por ganarse tanto al partido Comunista como a los intelectuales, al obrero que escuchaba su programa de radio como a la pituca que leía sus crónicas desde el barrio alto, y donde todos, sabiéndolo o no, se rindieron ante su prosa barroca, barriobajera, fetichista, profunda e impertinente, tan cercana al habla oral, tan auténtica pese a que el autor se escondiera siempre bajo un pañuelo, maquillaje y tacos altos.

Compartir en: Facebook Twitter
Soledad Rodillo

Periodista de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Magíster en Literatura de la Universidad de Chile. Lectora empedernida, dedica su tiempo a escribir artículos culturales para diarios y revistas especializadas. Es colaboradora estable de nuestro blog.

También te podría interesar