Reseñas

“Peter Pan y Wendy”: un clásico que se niega a crecer

Ismael Rivera Por Ismael Rivera

Hay quienes han visto en las páginas de Peter Pan y Wendy una denuncia a la orfandad de la época. También quienes leen en él una oda a la niñez. Hoy, Ismael Rivera nos presenta la reedición de este clásico, publicado por La Pollera Ediciones.

Publicada por primera vez en 1911, la novela Peter Pan y Wendy, escrita por el dramaturgo y novelista escocés J. M. Barrie, nace como una adaptación de su obra teatral estrenada siete años antes, un 27 de diciembre de 1904. Esta fue protagonizada por la actriz Nina Boucicault, quien personificó a Peter Pan. Sin embargo, no era esta la primera aparición de este icónico personaje. En 1901, Barrie lo hace aparecer brevemente entre las páginas de su novela El pajarito blanco.

Debido a las expectativas que el personaje había generado en el público que asistió a la obra en aquella época, en la edición del libro, Wendy Darling se hace parte en igual medida de las aventuras y cobra mayor protagonismo. Tras esto, la historia es conocida: hoy existen películas, animaciones, series, obras y adaptaciones a casi todos los formatos. Incluso hay una estatua de Peter Pan en los jardines de Kensington de Hyde Park, lugar que frecuentaba Barrie y en el cual ambienta la aparición de Pan en la primera versión de la obra. Esta escultura fue instalada por el propio autor escocés y el escultor George Frampton.

La edición que hoy les presento fue traducida por Irene Gimeno Espasa y Nicolás Medina Cabrera y publicada en Chile recientemente por La Pollera Ediciones. Con ella, volvemos a tener la posibilidad de acercarnos a la versión original de este clásico, que ha levantado las más variadas interpretaciones.

Hay quienes han visto en las páginas de este libro una denuncia a la orfandad de la época. También quienes leen en él una oda a la niñez. Están quienes afirman que Pan es un irresponsable arrogante y ven en Wendy un reflejo de la razón y la madurez. Otros dirán que Peter es sinónimo de libertad y liderazgo, mientras Wendy una víctima del rol maternal impuesto a las mujeres. Lo cierto es que a medida que crecemos, nos vemos enfrentados y enfrentadas a ambas partes de la infancia, porque ambas nos conforman como seres en desarrollo.

Es interesante que, a más de cien años de su publicación, esta obra siga despertando lecturas en personas adultas y curiosidad en las infancias, a quienes no subestima. Nunca Jamás se abre como un espacio de fantasía en el que también están presentes la muerte y el enfrentamiento, la amistad y la aventura. Invita a grandes, chicos y chicas a pensarse desde la imaginación, a recobrar la capacidad de asombrarse otra vez. A creer que podemos volar, al menos entre las páginas de un libro.

En la imagen de portada: la actriz estadounidense Marilyn Miller como Peter Pan en 1924. Créditos: peterpanhistory.wordpress.com

Compartir en: Facebook Twitter
Ismael Rivera

Poeta, cantor y editor en Ediciones Oxímoron. Ha publicado los libros “Rincones”, “Desbautízame” y “Tizne”, y los discos de poesía musicalizada “Desbautízame” y “La última cena de los buitres”. Mediador de lectura y habitual de ferias del libro.

También te podría interesar